d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Meten al corral al gobierno federal

Con la figura del Benemérito de las Américas a la espalda, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral , agitaba la bandera mexicana en tono de victoria.

“Este no es un triunfo de Javier Corral. Este es un triunfo colectivo del pueblo de Chihuahua y de México“, dijo ante unas 3 mil personas reunidas alrededor del Hemiciclo a Juárez, en el centro de la capital del país.

Sobre plena avenida Juárez comunicó que el pueblo de Chihuahua y todo México, en un sentido amplio, habían triunfado. Los 900 millones retenidos “ilegalmente” por la Secretaría de Hacienda a  Chihuahua serían restituidos y se emitirían además las 11 órdenes de detención contra el ex gobernador César Duarte, por todos los delitos que había señalado la Fiscalía de ese estado.

La Caravana por la Dignidad que coordinó el otrora ombudsman capitalino, Emilio Álvarez Icaza, había “doblegado” al sistema. O al menos así lo consideró el coordinador de diputados federales por Acción Nacional, Marko Cortés, quién se unió a la movilización dominical en la Ciudad de México.

Alegres, se veía a cientos de chihuahuenses que hicieron el recorrido completo de Ciudad Juárez, por espacio de 15 días y más de 4 mil 200 kilómetros, hasta la capital del país. Algunos festivamente coreaban: “Sí se pudo, sí se pudo’.

Cientos de personas participaron en la “Caravana por la Dignidad”, marcha que encabezó Javier Corral, gobernador de Chihuahua, como parte de su protesta contra el gobierno federal.
Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro.

La víspera de la marcha: el acuerdo

Una noche antes y de forma apresurada, la Secretaría de Gobernación había citado a conferencia de prensa. Apenas un puñado de medios, reporteros de guardia de fin de semana, alcanzaron a llegar a una convocatoria enviada a las redacciones unos 50 minutos antes.

A las 22 horas con 30 minutos de ese sábado 3 de febrero aparecieron frente a las cámaras el secretario Alfonso Navarrete y Javier Corral, y de inmediato se dio lectura al documento.

El gobierno federal había revirado de su postura, y sin trabas de por medio en cuanto al cierre del ejercicio fiscal 2017, expresó que siempre sí habría dinero para Chihuahua.

Leyó el titular de Segob: “El gobierno federal se compromete a la entrega inmediata de los recursos convenidos que ascienden a 900 millones de pesos, mismos que deberán formalizarse la próxima semana.”

También había una condición para la administración de la entidad: el declinar su intención de presentar controversia constitucional al respecto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, claro, en cuanto se confirmara la recepción de los recursos.

 Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua y Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, se reunieron en la Seretaría de Gobernación en donde llegaron a un acuerdo para poner fin al conflicto entre el gobierno de Chihuahua y la Federación, acordaron la entrega de los 900 millones de pesos retenidos por la SHCP. Foto: Cuartoscuro.

También se comprometió, ahora sí, una eficaz acción de la justicia, para que la Procuraduría General de la República girara de inmediato las solicitudes de detención con fines de extradición en contra del ex gobernador Duarte por las 11 órdenes de aprehensión formuladas por la fiscalía estatal.

Ante tal respuesta del gobierno de la república, el mandatario rebelde concedió que el ex secretario general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez, señalado como operador de Manlio Fabio Beltrones y preso por el presunto desvío de recursos en favor del tricolor, fuera trasladado una prisión federal, el Cefereso 9 en Ciudad Juárez.

Aunque no se sabe los términos en que se decidió abrir a cadena nacional el cierre de este acuerdo, fue evidente que hasta no hacer público el contenido del mismo, Javier Corral se mantuvo sin firmar. Tras la lectura en televisión, el gobernador accedió a poner su rúbrica con el siguiente diálogo:

-Navarrete: ¿Está usted de acuerdo, señor gobernador?
-Corral: Sí, estoy de acuerdo.
-(N) Firmemos… Le presto mi pluma
-(C) Ándele, color azul
-(C) ¿Le pongo mi nombre, señor secretario?
-(N) No creo que sea necesario, a menos que no reconozca su firma
-(C) Sí, señor.

En medio de este amable jaloneo, se cerraron los “acuerdos honorables”, como los llamó el propio titular de Gobernación.

De caravana a carnaval

Aunque algunos compañeros periodistas criticaban el que siguiera en pie la marcha del domingo 4 de febrero, lo cierto era que Javier Corral estaba en su momento, y debía dar la cara a quienes siguieron su andar desde Chihuahua para demandar justicia a la Federación.

Todos querían estar ahí. Del PRD apareció el ex legislador promotor de la “mota” legal y de la corriente de Galileos, Fernando Belaunzarán, así como el ex dirigente del Sol Azteca, Agustín Basave.

Por Acción Nacional, se vio llegar muy sonrientes al ex presidente del partido, Gustavo Madero, a Santiago Creel y de últimas hasta la delegada de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez. Incluso el actor Eric del Castillo se sumó al grupo.

En el recorrido salieron las infalibles pancartas de “Se busca” con las fotos de César Duarte y del secretario de Hacienda, José Antonio González.

Con banderas blancas y gorras de la Caravana por la Dignidad, los participantes se abrieron paso entre el paseo ciclista y avanzaron hasta el estrado dispuesto frente al Hemiciclo a Juárez.

Ahí hablaron la politóloga Denise Dresser, un empresario chihuahuense de aquellos que financiaron la cruzada de Corral y Álvarez Icaza, coordinador de la caravana y hombre a la cabeza del proyecto “Ahora”.

Cientos de personas participaron en la marcha que encabezó Javier Corral, gobernador de Chihuahua. Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro.

Finalmente, llegaron las esperadas palabras del mandatario. “Ha triunfado la solidaridad de los demócratas de México que, más allá de partidos y sin estos, luchan contra la corrupción y la impunidad”, sentenció.

Con palabras grandilocuentes, en tono pausado, dijo que frente a la cerrazón, “imperó la política”. Por ello reconoció los buenos oficios y liderazgo del hace unos meses nombrado secretario de política interior, Navarrete Prida, lo que llevó a algunos a cuestionarse si esto se hubiera logrado con su predecesor Osorio Chong.

“La Secretaría de Gobernación ha recuperado, para la gobernabilidad del país, la capacidad y la función de la relación con los gobiernos de los estados que, prácticamente se habían trasladado a la Secretaría de Hacienda”, manifestó en reproche a la discordia por los recursos retenidos.

Y a quienes señalaron que puso precio a la entrega de Gutiérrez al fuero federal, respondió que nunca ha negociado ni jamás lo hará con la justicia que su estado le reclama. En cambio, añadió “hemos querido eliminar pretextos y obstáculos”.

Respecto a la acusación de una supuesta tortura al ex secretario general adjunto del PRI para declarar contra Duarte, manifestó: “Todos saben cómo se ha venido construyendo por el PRI y su precandidato presidencial, José Antonio Meade, en defensa no solo de Alejandro Gutiérrez sino de Cesar Duarte, porque Meade es el verdadero amigo de César Duarte”.

Antes de invitar a la celebración “charanguera” del día del amor en el zócalo organizada por su colega, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, quien por cierto lo había recibido esa mañana, el gobernador Corral anunció que si bien la caravana terminó, convocaría a los distintos sectores sociales a seguir un Movimiento Nacional de Combate a la Corrupción.

El dardo al dinosaurio dio en el blanco. Ahora sólo queda esperar si lo ha sedado o aún tiene fuerzas para dar su siguiente mordida.

 

Cientos de personas participaron en la marcha que encabezó Javier Corral, gobernador de Chihuahua para exigir los 900 MDP que le corresponden al estado. Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro.

Periodista de a pie. Rockero de corazón, reportero de profesión. Biker de fin de semana y ciudadano en defensa del Derecho a la Información. Estoy a favor de las audiencias y de dar el contexto de los datos.