d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Alfaro dice que no olvida a quien lo critica; arremete contra periodistas

En su arranque de precampaña a gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, arremetió contra los periodistas Jorge Octavio Navarro (Jonás) y Mario Muñoz de Loza, quienes conducen el programa de análisis político Forma y Fondo que se transmite de lunes a viernes en la cadena de radio Notisistema en punto de las 9:00 horas.

Antes de visitar el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, donde fue alcalde y germinó el Partido Movimiento Ciudadano, el aspirante a la gubernatura y alcalde de Guadalajara con licencia, admitió que tenía dos años sin pisar la cabina de esa emisora por iniciativa propia, pues no está de acuerdo con las críticas que se le han hecho. Incluso, para sorpresa de los conductores del programa y periodistas de otros medios de comunicación locales, Alfaro Ramírez sacó una carpeta “grandotota”, que contenía transcripciones de algunos comentarios hechos al aire por Jonás y Muñoz de Loza.

Con fecha precisa de cada una de esas menciones, el candidato de Movimiento Ciudadano reprochó a los comunicadores, y a la misma empresa —propiedad del empresario Alejandro Díaz— la serie de “ataques” vertidos en su contra.

“Traigo una carpeta grandotota porque lo que hice fue ponerme a leer una vez más todos los programas que ustedes dieron en dos años, que estuvimos revisando, quisiera nada más darles este dato para que entiendan de lo que quiero hablar, ustedes hicieron menciones sobre un servidor 385 programas, de esas 385 menciones, 342 fueron negativas”, dijo el líder moral de MC.

Enrique Alfaro en una sesión de cabildo del Ayuntamiento de Guadalajara. Foto: Arturo Campos Cedillo

Alfaro Ramírez mencionó en varias ocasiones que no tiene “cola que le pisen”, y que tampoco está involucrado en actos de corrupción, como se ha insinuado en la emisora.

“Creo que en este sentido tenemos muchos elementos para dejar en claro que se nos puede acusar de muchas cosas Mario, Jonás, pero no de corruptos”, advirtió.

También negó que sea un presidente “intolerante” como le han calificado varios periodistas y analistas de la comunicación, pues nunca ha dejado de escuchar a la gente, a pesar de algunas reuniones han sido “suavecitas, duras, ríspidas”. Dijo que en su paso por Guadalajara acumuló 792 eventos en las colonias.

Durante unos instantes, el candidato a gobernador prácticamente se adueñó del micrófono para desmarcarse de todos los señalamientos que se le han hecho, y confrontar a los comunicadores.

Casi al finalizar la emisión, Muñoz de Loza le preguntó si tenía sentido que esperara dos años para hacer sus observaciones.

“Había muy poco que hacer cuando lo que tú estás viendo en la lógica de tus comentarios en particular, es precisamente el guión de ataques del gobierno y del PRI, ¿para qué? ¿para qué confrontarnos? Yo precisamente entendí, cuando ustedes mencionaron tantas y tantas veces que yo era intolerante, lo que decidí es dejarles en su espacio, ustedes tienen su derecho de hablar, a qué venía yo, lo digo con respeto, a qué venía a confrontarme si era muy claro el mensaje”, le respondió el emecista.

Posteriormente en su cuenta de Facebook, Alfaro aseguró que la entrevista fue interesante, y que las diferencias que había entre él, y los periodistas, quedaron ya aclaradas.

Conferencia de prensa de Enrique Alfaro en el Gobierno de Guadalajara. Foto: Especial

El “reencuentro” de Alfaro con los medios de comunicación suscitó reacciones entre varios periodistas de la localidad que muestran una preocupación por el aparato de propaganda que carga consigo el candidato. Agustín del Castillo, del diario Milenio, escribió en su cuenta de Facebook:

Me impresiona y preocupa el aparato que trae detrás; parece un ministerio de propaganda, de esos que existieron desde hace ocho décadas en países cuyas democracias colapsaron y que eran más importantes que otros ministerios, porque se trataba de ganar la disputa por la información y la verdad pública, y eso significa que se agarrarán del menor error, de la más elemental imprecisión, para descalificarte como crítico. Manda el mensaje de que no se le va nada y que no olvida nada. Intimidante. Yo comprendo a los compañeros, es un verdadero asalto”.

Reportero. Estudió sociología. Aún cree que la función del periodismo es eminentemente social y no un simple intercambio de mensajes entre la clase política.

Comentarios

  • Alberto Anguiano enero 4, 2018

    Enrique Alfaro es un narcisista. Es como ése compañero de trabajo que te cae mal porque, si todo va bien, es porque él es la divina providencia envuelta en huevo; y si va mal, es porqué alguien quiere hacerlo quedar mal.
    A lo largo de su gestión demostró nula tolerancia a la crítica y una soberbia desmedida, además de un cinismo inconmensurable.
    Si la asociación de vecinos estaba encontra de uno de sus proyectos, enviaba a alguien que lo representará, pero que decía que no podía “comprometerse a asegurar algo” y Alfaro alardeando que “había consultado a los vecinos y estaban de acuerdo” y que los que decían no estar de acuerdo “son priistas” o “los manejan intereses oscuros”; siendo él ex priista y relacionado con proyectos de construcción cerca de las zonas “mejoradas”.
    Les aseguro que hasta va a tener un censo de las colonias que están alrededor de los parques que ha mutilado (o como sea que le llamé a lo que le hizo al Dean) y de la Nogalera (porque quiere mandar los vertederos de CABSA a donde está ahorita PROTECCIÓN CIVIL).
    ¿ESO NO ES SER ECOCIDA? Porque de que es payaso y prepotente, nome queda duda

    reply

Deja tu comentario