d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

El combate a la inseguridad, la bandera de De la Garza

Adrián de la Garza buscará reelegirse como alcalde de Monterrey, empuñando nuevamente la bandera del combate a la inseguridad, como lo hizo en 2015. Cuando compitió para llegar a la alcaldía de la capital de uno de los estados mexicanos más importantes en los sectores comercial e industrial, como experto en seguridad, dio su palabra de que lucharía para reducir los índices delictivos.

Recientemente anunció que competirá para reelegirse, a la vez que dio a conocer la creación de un moderno sistema de seguridad e inteligencia para la ciudad.

“Seguridad de Inteligencia es un proyecto que estuvimos diseñando durante la administración, se está implementando, pero requiere trabajo y traer mayor seguridad”, dijo el munícipe a los medios de comunicación.

Monterrey tiene una población de poco más de un millón 100 mil habitantes y se destaca por ser una de las zonas industriales más importantes y de las que más contribuyen al Producto Interno Bruto en el país.

De extracción priista, Adrián de la Garza tiene en su currículum haber sido procurador de Justicia en el mandato del ex gobernador Rodrigo Medina, y en la administración de Natividad González Parás fue director de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Siendo titular de la Procuraduría de Justicia, participó en el combate a la inseguridad que se vivió en el estado, derivada de la lucha de los cárteles del crimen organizado por controlar la plaza.

El robo de vehículos, el robo a casas habitación y a negocio, además de los homicidios, sufrieron un repunte nunca antes visto y un delito que se visualizó por primera vez–por la magnitud en que se presentó– fue la desaparición forzada de personas.

Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C. (CADHAC), organización dedicada a dar apoyo en la búsqueda y visibilización de los casos, ha reconocido que cuando Adrián de la Garza estuvo al frente de la Procuraduría dio la orden de que no importaba quién o a qué se dedicaba la persona, cada caso se investigaría.

Señala que De la Garza creó el Grupo Especializado en Búsqueda Inmediata (GEBI) y echó a andar la Alerta Amber, logrando la localización de centenas de personas, muchas con vida.

Su triunfo como alcalde de Monterrey en las elecciones de 2015 le devolvió al Partido Revolucionario Institucional uno de los principales cotos de poder en el estado y en México, que había sido gobernado por panistas en los tres trienios anteriores.

Adrián de la Garza, alcalde de Monterrey. Foto: Víctor Hugo Valdivia

El día que acudió a la sede del PRI a manifestar su decisión de reelegirse, declaró que sería una oportunidad para proseguir con los programas pendientes.

“Hay proyectos que se tienen que consolidar. Estimamos que si no hay visión de una gran ciudad, podrían quedar pendientes”.

A su arribo a la administración se encontró con una policía desmantelada, con sólo 30 patrullas de policía, aseguró en entrevista para Punto Rojo.

“Actualmente tenemos cerca de 300 unidades nuevas, todas equipadas con cámaras que graban en tiempo real hacia afuera de la patrulla y hacia adentro, lo que nos ha permitido tener una policía más de inteligencia”.

Durante su mandato ha anunciado la inversión en armamento y chalecos antibalas, así como en capacitación y profesionalización de los policías. Asegura que ha logrado reducir los índices de inseguridad en la ciudad.

“En el Semáforo Delictivo, herramienta que tiene cerca de 12 años, Monterrey tiene más de seis u ocho meses, aproximadamente, de estar en el número uno en esta herramienta y número uno en el sentido de que tiene la incidencia más baja”, afirma.

Según la plataforma de análisis de incidencia delictiva en Nuevo León, Observatorio Ciudadano, hasta el 5 de diciembre el robo a persona en Monterrey disminuyó. Agrega que en 2015 se registraron 798 denuncias, en 2016 fueron mil 297 y hasta octubre del presente año la cifra fue de 608. Empero, el secuestro se incrementó un 150 por ciento, al pasar de dos denuncias en 2015, a seis de enero a octubre del año pasado.

El pasado 2 de febrero dio a conocer el lanzamiento de un Sistema de Seguridad e Inteligencia, mediante el cual se instalarán más de dos mil cámaras en 600 puntos específicos de la ciudad, enlazadas al centro de seguridad del C4, con una inversión de 265 millones de pesos, que se contempla quede listo para el mes de junio.

“A través de una red de fibra óptica, que va a ser propia del municipio, nos permitirá tener mucho más alcance, no nada más en el monitoreo de las cámaras, sino que éstas utilizan software inteligente que nos permitirá identificar placas de vehículos”, declaró.

Adrián de la Garza, alcalde de Monterrey. Foto: Víctor Hugo Valdivia

Vigilancia dividida

Un obstáculo es que sólo es responsable de la vigilancia del 40 por ciento de su territorio, ya que el otro 60 por ciento le corresponde a la policía estatal, denominada Fuerza Civil.

Los regidores Horacio Tijerina, de Movimiento Ciudadano, y David García, del PAN, aseveran que han sido partícipes de la insistencia al gobernador del estado con licencia, Jaime Rodríguez, y testigos de su negativa, a ceder ese 60 por ciento al municipio, lo que impide dar un resultado integral en el tema de seguridad. Fuera de ese detalle, Tijerina difiere respecto a los avances en seguridad que presume Adrián de la Garza, y advierte que la ciudad vive una grave crisis de inseguridad.

“No sabemos qué ha pasado en seguridad. Hay ejecuciones a diario en Monterrey. En uno o dos días hubo cuatro o cinco ejecutados en Monterrey, hay asaltos adentro de los bancos y afuera, en los cajeros”, detalló el regidor de oposición.

Desaprueba la atención que De la Garza ha dado al rubro de desarrollo urbano pues, dijo, tres personas han fallecido en dos distintos hechos, por fallas estructurales en vialidades y construcciones autorizadas por el municipio.

“Falta mucho por hacer, porque tiene presupuesto muy importante que ejercer, que era para que Monterrey tuviera una capacidad de responderle al ciudadano al primer día o máximo siguiente día”.

El panista David García respeta el derecho y aspiración de reelección, pero advierte que estará atento a que no haya desvío de recursos.

Dice que aún no ha cumplido en la regulación del comercio informal, el fomento económico, la participación ciudadana, así como el apoyo a la cultura y el deporte.

Adrián de la Garza tendrá como principales contrincantes en la elección al panista y ex alcalde de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú, así como al independiente Aldo Fasci, quien cuenta con el apoyo del gobernador con licencia, Jaime Rodríguez.

Periodista desde hace 20 años. Ha trabajado en distintos medios escribiendo sobre política, inseguridad y sociedad, desde Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. Síguela en @MelvaFrutosA