d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Banderas arcoíris en los mitines de AMLO

Banderas arcoíris chocan al viento con las del conservador Partido Encuentro Social (PES). Los estandartes son agitados al ritmo de vivas para Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de México.

El pasado martes, integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (LGBTTTI) estuvieron presentes en uno de los dos mítines del aspirante presidencial por la coalición “Juntos haremos historia”.

Vine porque la comunidad LGBTTTI somos parte del pueblo oprimido”, señala María Clemente García Moreno. Esta mujer trans considera que si México logra tener un mayor desarrollo, “la discriminación disminuirá”. Y así, “nosotras saldremos de la precariedad. Por eso vengo a apoyar a Andrés Manuel”.

Es de noche. El parque Cañitas, en la delegación Miguel Hidalgo, se vacía de simpatizantes del ex jefe de Gobierno capitalino. Algunos intentan desesperadamente alcanzarlo para darle un mensaje, tomarse una fotografía o simplemente verlo de cerca. Un joven trepa una valla metálica que lo separa de su objetivo. Demasiado tarde, se lo han llevado.

En su discurso, López Obrador no se pronunció por la diversidad sexual. Sí reiteró que erradicará la corrupción. Aseguró que su familia no estará en el gobierno. Que apoyará a los damnificados por el sismo. Pidió apoyo para denunciar la compra de votos. Emocionó a cientos al mencionar que ya no se pagarán pensiones a los ex presidentes. Y que millones de católicos son sus simpatizantes.

Sin embargo, a principios de febrero “asignó a Celeste Ascencio Ortega, una joven lesbiana e indígena”, como la encargada de “defender los derechos de la diversidad en la Cámara de Diputados”, subraya Gonzalo Fernández Bravo, quien acudió al mitin.

“Represento a millones de católicos, a millones de evangélicos y a millones de libre pensadores de este país, entonces, si no los consulto, no me puedo pronunciar” Foto: Saúl López/Cuartoscuro.

Celeste Ascencio fue propuesta por Andrés Manuel como candidata a diputada federal por la vía plurinominal. Está en el número tres de la lista, “así que es altamente probable que llegue”, dice Gonzalo mientras abraza su bandera multicolor.

En 2016, en una gira por Los Altos de Jalisco, López Obrador dijo que pondría a consulta temas como el aborto y el matrimonio igualitario. “Represento a millones de católicos, a millones de evangélicos y a millones de libre pensadores de este país, entonces, si no los consulto, no me puedo pronunciar”, señaló.

En este tercer intento por llegar a la Presidencia (la primera fue en 2006 y luego en 2012), el partido que fundó, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) va con el PES. Integrantes de este último han presentado iniciativas en contra de las uniones gay y de la educación sexual.

Por ello, el 13 de diciembre de 2017, cuando López Obrador anunció la coalición, la escritora Elena Poniatowska, premio Cervantes 2014, y la actriz Jesusa Rodríguez protestaron contra esta alianza. “No al PES”, decía su pancarta, junto al símbolo cristiano del pez.

“Andrés Manuel no es (todo) Morena. Muchos estamos luchando por la diversidad y por otros temas que hace falta cambiar en el país”, apunta Irazú Díaz de la Cruz, secretaria estatal de Diversidad Sexual de Morena.

Irazú Díaz es bisexual y acudió al mitin para expresar su apoyo por ese candidato. Muy pocos saben, comenta, que Morena “es el único partido que nació con una Secretaría de la Diversidad Sexual”. Además, dice, él ya se ha pronunciado “en favor de nuestros derechos”.

En su discurso, López Obrador no se pronunció por la diversidad sexual. Sí reiteró que erradicará la corrupción. Aseguró que su familia no estará en el gobierno. Que apoyará a los damnificados por el sismo. Pidió apoyo para denunciar la compra de votos. Emocionó a cientos al mencionar que ya no se pagarán pensiones a los ex presidentes. Y que millones de católicos son sus simpatizantes. Fotos: Saúl López/Cuartoscuro.

Dos días después de tomar protesta como candidato presidencial del PES, el 15 de diciembre de 2017, prometió: “No tienen nada que temer. Vamos a respetar la diversidad sexual”.

López Obrador “tiene otra ideología política para el país, principalmente por eso lo apoyo”, menciona Daniel Valdez Esparza, quien se identifica como homosexual. Seguro de que su candidato respeta los derechos de la población LGBTTTI, Valdez se concentra en otro tema: “Los políticos corruptos se llevan millones y no hacen nada por recuperar al país. Él promete cambiar eso”.

Periodista ambulante. Me interesa compartir las voces que tienen que ser escuchadas. La única contradicción que no hay en mí es ser huasteca y chilanga.