d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Bulos y bots ensucian campañas

¡Por favor, México, despierta! ¡No voten por la izquierda, no voten por (Andrés Manuel) López Obrador!”, suplica una mujer, supuesta venezolana, quien se dice arrepentida por haber creído alguna vez en Hugo Chávez, presidente de Venezuela de 1999 a 2013. Y al punto del llanto, implorante, atiza: “¡No se crean el comunismo, el socialismo, ni toda esa mierda de izquierda!”.

El video, de menos de un minuto de duración, de inmediato fue compartido en Twitter por el ex presidente Felipe Calderón (2006- 2012) y por la actriz y diputada federal del PRI, Carmen Salinas. En apenas unas horas se convirtió en tendencia y apareció en decenas de medios. Si las afirmaciones de la mujer no eran comprobables poco importaba ya, el golpe mediático estaba dado.

En opinión del analista Luis Roberto Castrillón, estos mensajes no son aislados, sino una estrategia claramente fraguada para descalificar al adversario político a punta de rumores y mentiras, que bien podrían cambiar el resultado de una elección. Hay de todo: videos editados a modo, sitios creados ex profeso para desprestigiar, y perfiles en Twitter y Facebook que desacreditan al contrario. Es la “guerra sucia” que se vive en las precampañas electorales, en la que nadie queda a salvo.

“En una campaña se vale criticar y decirle de todo al contrario. Sin embargo, en este caso son campañas de descalificación, con argumentos falsos o distorsionados”, explica Castrillón, quien advierte dos tipos de bulos: los que esgrimen abiertamente los candidatos y aquellos otros que surgen del anonimato.

“No es lo mismo que salga López Obrador y critique a (José Antonio) Meade o que éste salga y lo critique, incluso que cualesquiera de sus colaboradores lo haga, a que de repente nos encontremos con publicaciones sin firma”, aclara Castrillón, autor del portal El Editor de la Semana, en el que rastrea noticias falsas y dislates editoriales.

De hecho, recuerda, en el proceso electoral de 2012 los rumores anónimos fueron lo que prevalecieron a través de los bots o cuentas falsas.

López Obrador, el más atacado

De entre los múltiples sitios de Internet que sistemáticamente publican información engañosa, Castrillón destaca el sitio El cielo y el infierno de AMLO. El portal fue activado el pasado 15 de diciembre, un día después de que el precandidato de Morena diera a conocer a parte de su eventual gabinete; en él se pueden leer perfiles negativos de Andrés Manuel y de sus colaboradores más cercanos.

El tabasqueño se ha enfrentado a una cadena de rumores contra su persona, como las pintas a su favor en bardas de Venezuela y la supuesta intromisión de Rusia en el proceso electoral. De ninguna se han demostrado pruebas. Foto: Hilda Ríos / Cuartoscuro

“El objetivo es claro: descalificar a cada uno frente a la campaña presidencial de 2018. La página, que está muy bien diseñada, no tiene información de quién la hace. Y aunque el servidor aparece desde 2012, no la habían utilizado hasta el día preciso en que López Obrador presentó a su gabinete. Evidentemente es una campaña de golpeteo que no va firmada por nadie”, subraya Castrillón.

Así fue para el tabasqueño el inicio de las precampañas, al cual se sumaría una cadena de rumores contra su persona, como las pintas a su favor en bardas de Venezuela y la supuesta intromisión de Rusia en el proceso electoral, ambas sin ninguna prueba.

Nadie se salva

Pero en estas campañas sucias nadie se salva. José Antonio Meade, precandidato del PRI, y Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, también han debido defenderse de los ataques que, a decir de Castrillón, en su mayoría son anónimos.

“Los ataques contra López Obrador son más públicos, más explícitos. Me imagino que son tantos los años que lleva en campaña que ya son más evidentes las cosas que se publican contra él. En cambio, lo que se publica contra Meade o contra el presidente (Enrique) Peña Nieto está más basado en la distorsión de sus mensajes o, de plano, en inventos”, menciona Castrillón y pone un ejemplo:

“Hace poco me encontré con un sitio que se llama Lo que calla la TV en el que Meade aseguraba que ya tenía identificado a todos los usuarios de redes sociales que publicaban cosas en su contra.

También han aparecido sitios para difundir información falsa sobre Ricardo Anaya y José Antonio Meade. En un sitio, Meade aseguraba que ya tenía identificado a todos los usuarios de redes sociales que publicaban cosas en su contra. Foto: Saúl López / Cuartoscuro

¡Imagínate tener ese registro! Además, el candidato en campaña jamás amenazaría a la gente.

“En cuanto a Anaya, hay un video muy bien editado en el que le dice a Donald Trump que está de acuerdo con la construcción del muro”. Se oye decir al precandidato: “La mejor forma de mantener seguro a Estados Unidos es construir un muro y cancelar el libre comercio”.

Impunidad periodística

Explica Luis Roberto Castrillón que, si bien las campañas sucias obedecen a una estrategia bien diseñada, los errores periodísticos, como no verificar lo que se publica, también juegan un papel importante.

“Hay un video alterado en el que parece que Meade dice: ‘Los delincuentes a las calles y los ciudadanos a las cárceles’. El video no tenía la intención de tratar de desvirtuar a Meade desde la perspectiva de la contienda política; está más en una corriente de memes que otra cosa. Sin embargo, en una falta de pericia y de compromiso, el periodista Jenaro Villamil lo comparte en su cuenta de Twitter como si fuera un hecho real, y después lo retoma Sabina Berman.

“Estamos hablando de dos personajes que tienen miles de seguidores y muchos de ellos creen en su palabra. Aurelio Nuño, coordinador de campaña de Meade, le manda un mensaje a Berman y le dice que ese video estaba alterado. La respuesta de Berman fue que ella no tenía por qué verificar cada tuit”.

“En cuanto a Anaya, hay un video muy bien editado en el que le dice a Donald Trump que está de acuerdo con la construcción del muro”. Se oye decir al precandidato: “La mejor forma de mantener seguro a Estados Unidos es construir un muro y cancelar el libre comercio”, dice el analista Luis Roberto Castillón. Foto: Valente Rosas / El Universal

–¿Cómo vislumbras que serán las campañas presidenciables?

–Sucias al por mayor, contaminadas, es un asunto de contaminación informativa, porque un dato falso finalmente es información y eso es lo que va a sobrar. Hace seis años López Obrador era un “peligro para México”, ahora es un “peligro para el mundo” porque supuestamente está aliado con los rusos. La realidad es que nadie ha presentado una sola prueba de que exista una intervención específica de Rusia en las elecciones en México.

Por otra parte, con el propósito de evitar la propagación de noticias falsas durante el periodo electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE) y Facebook firmaron un convenio de colaboración, el primero en su tipo en todo el mundo, que, entre otras cosas, contempla que la red social divulgue materiales para ayudar a los usuarios a reconocer y discriminar información falsa. Además, eliminará la inversión publicitaria a los sitios que propaguen bulos.

Según Castrillón, en términos legislativos no se puede hacer mucho para impedir que se difunda información falsa, porque eso supondría establecer líneas de censura.

En este contexto, el humor se ha convertido en una estrategia y en una vacuna contra los bulos, las mentiras deliberadas y las campañas de miedo.

Reportero. Desde hace 14 años colabora en medios impresos y electrónicos en la Ciudad de México, en los que ha realizado coberturas de asuntos políticos, sociales y culturales.

Comentarios

Deja tu comentario