d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Chapulines y su percepción del triunfo

Uno de los fenómenos de la temporada es el traspaso de políticos de todos los partidos a Morena, incluso de personajes que han sido antagónicos a la izquierda. Andrés Manuel López Obrador, aspirante por ese partido, muestra una nueva estrategia para verse incluyente y tolerante. Hoy el tabasqueño hasta habla de dar una segunda oportunidad a quienes antes fueron aliados de lo que llama “la mafia del poder”.

Este corrimiento de la izquierda hacia el centro no es el único caso. Desde la derecha, Ricardo Anaya, aspirante del PAN, retoma propuestas de la izquierda en un intento por atraer el voto de sectores progresistas.

En el caso de López Obrador, tiene la clara intención de formar un frente lo más amplio posible para ganar las elecciones y lograr que se respeten los resultados.

Movimiento Regeneración Nacional ha demostrado hasta el momento tener un liderazgo sólido. La figura de Andrés Manuel es el gran atractivo de esta organización; es un personaje equiparable a lo que fue Cuauhtémoc Cárdenas para la fundación del PRD, sostiene Ricardo Espinoza Toledo, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y especialista en partidos políticos.

El catedrático considera que las desbandadas de chapulines (políticos que saltan de un partido a otro) son un fenómeno recurrente cuando las posibilidades de triunfo de un partido son fuertes.

En los últimos días hemos podido ver el traspaso de políticos de todos los partidos a Morena, incluso de personajes que han sido antagónicos a la izquierda. Andrés Manuel López Obrador, aspirante por ese partido, muestra una nueva estrategia para verse incluyente y tolerante. Foto: Arturo Campos

“No es un fenómeno nuevo ni excepcional, porque en México las tres grandes fuerzas políticas actuales –PRI, PAN y Morena– no están polarizadas, no hay distancia ideológica entre ellas. Y aunque Morena es de corte social-demócrata, no es una fuerza política pura”, argumenta.

En 2000, la alternancia en Los Pinos con el triunfo del panista Vicente Fox también trajo consigo una desbandada en otros partidos y organizaciones de izquierda. Incluso Fox incorporó a su gobierno a gente como Jorge Castañeda, Marieclaire Acosta, Porfirio Muñoz Ledo o Patricia Olamendi, recuerda Espinoza Toledo.

Cambios de bando

Ahora, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a Morena migraron Pablo Gómez, Raúl Barbosa, Víctor Hugo Romo, René Bejarano y Dolores Padierna, entre otros. Más reciente- mente se sumó el ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, quien volvió al país después de una larga ausencia.

Las bajas en el sol azteca se acentuaron cuando anunció su alianza con el Partido Acción Nacional (PAN), mediante la coalición Por México al Frente, de la que también forma parte Movimiento Ciudadano. Su precandidato presidencial es el panista Ricardo Anaya.

Javier Lozano, quien se desempeñó como secretario del Trabajo en el sexenio de Felipe Calderón, abandonó las filas del PAN para unirse a las filas del PRI-PVEM, como vocero de su candidato a la presidencia, José Antonio Meade. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro

El PAN también perdió a cuadros importantes, como la senadora Gabriela Cuevas, con 20 años de militancia, quien se sumó a la campaña de López, Javier Lozano –secretario del Trabajo en el sexenio de Felipe Calderón–, panista que ahora trabaja como vocero de campaña de José Antonio Meade, candidato del PRI-PVEM.

Además, dieron el salto a morena Tatiana Clouthier, hija del candidato a la Presidencia de la República por el PAN en 1988, Manuel J. Clouthier. Y el empresario regiomontano Alfonso Romo, quien fungió como coordinador del proyecto de nación de López Obrador y es su enlace con el sector privado y la sociedad civil, aunque ha sido cercano a los ex presidentes Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, del PRI, y financió las campañas de Fox y Calderón, del PAN.

Magisterio disidente

Otra de las controvertidas figuras políticas que declaró su apoyo a Morena es René Fujiwara, ex integrante del Partido Nueva Alianza (PANAL) y nieto de Elba Esther Gordillo, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Esta alianza trajo consigo no sólo un incremento de apoyos para López Obrador, sino que también fracturó la del PANAL y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) con el PRI en el Estado de México, dejándolo contender solo en esa entidad.

René Fujiwara, ex integrante del Partido Nueva Alianza (PANAL) y nieto de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, también manifestó su apoyo a Morena, causando controversia y afianzando una ruptura entre el Sindicato y el PRI. Foto: Misael Valtierra / Cuartoscuro

En Chiapas se vació el partido en el poder. Media centena de alcaldes del PVEM y 14 de los 16 diputados locales renunciaron a su militancia, incluido el presidente del Congreso local. Al mismo tiempo, más de 500 jóvenes del Comité Estatal de Movimiento Joven del PANAL declinaron para apoyar a López Obrador.

El especialista Ricardo Espinoza Toledo recuerda que él ha tenido como clientela política al SNTE. Esta relación, que se había mantenido intacta, se encuentra amenazada por la reforma educativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

“La actual relación del PRI con el SNTE es ambigua, ya que por un lado le impone una serie de reformas que le restan privilegios y por otro le ofrece dádivas para mantenerlo como clientela política. La llegada del nieto de Gordillo a las filas de Morena expresa esta fractura”, advierte.

Empresarios por la izquierda

La cúpula empresarial también se ha acercado al proyecto de Andrés Manuel, quien les ha dado la bienvenida. El ex empresario regiomontano y hoy millonario Alfonso Romo Garza forma parte de los expertos que elaboran el proyecto de nación.

Cuestionado sobre su cercanía con Romo y la amistad de éste con Salinas de Gortari, el tabasqueño contestó: “Los amigos de mis amigos son mis amigos. Y los amigos de otros no precisamente tienen que ser mis enemigos. Salinas es el padre de la desigualdad de México y debe aclarar sobre su inmensa riqueza. Es de los hombres más ricos del mundo. Una cosa es la amistad y otra la responsabilidad pública, lo demás es personal, pero Salinas tiene cosas qué aclarar”.

Andrés Manuel López Obrador y el ex empresario regiomontano, Alfonso Romo Garza, quien fungió como coordinador del proyecto de nación de López Obrador y es su enlace con el sector privado y la sociedad civil, aunque ha sido cercano a los ex presidentes Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, del PRI, y financió las campañas de Fox y Calderón, del PAN. Foto: Cuartoscuro

Entre quienes apoyan al precandidato de Morena se encuentran además Marcos Fastlicht Sackler, suegro del presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean; Miguel Torruco, ex secretario de Turismo capitalino y consuegro de Carlos Slim; Raúl Elenes Angulo, posible subsecretario de Pesca, de ganar el tabasqueño, y Lino Korrodi, recaudador de fondos para la campaña de Fox en 2000.

Para David Morales González, académico de la FES Acatlán (Facultad de Estudios Superiores, entidad multidisciplinaria de la UNAM) y especialista en análisis político, los empresarios no se guían por ideologías políticas, sino que obedecen a sus intereses.

Y considera que “Morena es más un movimiento que un partido político que pretende institucionalizarse, ya que se comporta como un movimiento político para alcanzar un objetivo concreto de una persona concreta: la Presidencia de la República para López Obrador. Una vez alcanzado el objetivo, corre el riesgo de diluirse o debilitarse”.

Coqueteos con panistas

Según López Obrador, “en Morena caben todos”, y no ha dejado pasar la oportunidad de “invitar” a más panistas, después de que integrantes de ese partido en varias regiones del país se sumaron a su campaña. El senador Roberto Gil Zuarth, luego de publicar un artículo en el que reconoció que el tabasqueño va adelante rumbo a Los Pinos, recibió la invitación de éste a sumarse a su proyecto.

El legislador le respondió vía Twitter que seguiría en el PAN, pero que estaba dispuesto a dialogar.

 

 

Germán Martínez Cázares, ex secretario de la Función Pública con Calderón Hinojosa y ex líder nacional panista, divulgó en un artículo publicado el 31 de enero pasado en Reforma que López Obrador lo invitó a ser candidato a fiscal general de la República si gana la Presidencia. Martínez rechazó la invitación pero reconoció la actitud política del precandidato de Morena.

Manuel Espino, ex líder nacional del PAN y antiguo adversario, también ha coqueteado con el tabasqueño. La posible alianza llevaría consigo el apoyo de su agrupación ciudadana Ruta 5, lo que significa 800 mil votos a la causa de Morena, según ha declarado Espino.

Periodista por decisión y amante del café por convicción. Me gusta escuchar historias, contarlas, ver en ellas un poco de mí.