d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Contaminación afecta la salud de los regios

Especialistas en el tema de salud han estimado que este año la contaminación podría provocar 375 mil muertes prematuras en México, lo cual preocupa a expertos en la ciudad de Monterrey, en donde ya se han encendido alertas por la mala calidad del aire.

El pasado 6 de abril el gobierno de Nuevo León emitió una nueva alerta por mala calidad del aire, recomendando a los ciudadanos evitar realizar actividades al aire libre.

“La línea seca (división de aire seco y aire húmedo que provoca intenso calor) en el norte del país, en interacción con la cercanía del frente frío número 41, ocasionará el desarrollo de tormentas eléctricas con fuertes ráfagas de viento en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Lo anterior, aunado a las diversas actividades que se realizan en el área metropolitana, ocasionará que se presente mala calidad del aire en el área metropolitana de Monterrey durante el día de hoy y la mañana de este sábado 7 de abril”, detalló el comunicado gubernamental.

Se trata de acciones a las que los habitantes de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) no estaban acostumbrados, pero que cada vez se vuelven más frecuentes. Los ciudadanos han empezado a convivir con la densa capa que últimamente cubre el cielo de Monterrey, lo que va incrementado su preocupación sobre el medio ambiente.

“Lo que pasa es que ahora hay más conciencia, y también cabe señalar que antes eran menos días en los que estaba el aire turbio”, explica el titular del departamento de Ingeniería Ambiental del Instituto de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Benjamín Limón Rodríguez.

Asegura que, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la ZMM es una de las más contaminadas del país, y añade que profesionales del área estiman que pudiera ocasionar 375 mil muertes prematuras durante este año.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la Zona Metropolitana de Monterrey es una de las más contaminadas del país. Foto: Gabriela Pérez Montiel/Cuartoscuro.

“El espectro de efectos en la salud es amplio, pero afectan en particular a los sistemas respiratorio y cardiovascular. Toda la población puede ser afectada, aunque la susceptibilidad puede variar con el estado de salud o la edad, siendo los niños menores de 5 años, los adultos mayores de 65 y las personas con padecimientos previos los grupos de mayor susceptibilidad”, describe.

Dice que los eventos más documentados son la mortalidad y la hospitalización de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), exacerbación de los síntomas y aumento de la necesidad de terapia en asmáticos, mortalidad y hospitalización de pacientes con enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus, así como el aumento del riesgo de infarto al miocardio, entre otras.

Esta metrópoli alberga a casi 86 por ciento de la población del estado. En la urbe sobresale su gran desarrollo comercial, industrial y de servicios, lo que a decir del especialista origina un deterioro de los recursos naturales: el agua, el aire y el suelo.

Las principales sustancias contaminantes que perjudican la salud de los habitantes son las partículas PM10, las menores a 2.5 micrómetros (PM2.5), el ozono, los óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, el amoniaco, el monóxido de carbono y los compuestos orgánicos volátiles.

Cabe mencionar que el diámetro de un cabello mide 70 micrómetros, por lo que las partículas PM10 y PM2.5 son mucho más pequeñas, son sólidas o líquidas, de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersos en la atmósfera.

“La exposición a los contaminantes atmosféricos como el material particulado, se asocia con diferentes daños a la salud humana, y la magnitud de los efectos depende de las concentraciones que se encuentran en el aire, de la dosis que se inhala, del tiempo y la frecuencia de exposición, así como de las características de la población expuesta”, añade el experto.

Mientras más pequeñas son las partículas, con más facilidad pueden penetrar más profundamente en las vías respiratorias, hasta llegar a los pulmones y alveolos, como pasa con las PM10 y las PM2.5.

Los factores que inciden sobre los efectos de las partículas en el organismo humano son el tamaño, la forma, la composición química, reactividad, afinidad y la concentración del contaminante en el aire.

Benjamín Limón describe la razón de la mala calidad del aire en Monterrey como multifactorial, “son factores mezclados; tanto los vehículos como la industria son causales, y también tenemos los naturales, que es por la época del año”.

La urbanización desmedida, el incremento del parque vehicular y la falta de verificación a éste, son importantes factores que influyen en la afectación al medio ambiente. Foto: Gabriela Pérez Montiel/Cuartoscuro.

Según un estudio publicado por Limón Rodríguez, los vehículos automotores provocan 95 por ciento del monóxido de carbono, 75% de óxidos de nitrógeno, 50% de los hidrocarburos, 60% de partículas inhalables y 25 por ciento de bióxido de azufre que hay en el medio ambiente.

En enero pasado, el Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA) del área metropolitana de Monterrey registró 23 días con niveles de contaminantes sobre la norma; hubo una activación de alarma y las PM10 y PM2.5 registraron un considerable aumento.

Se han tomado muchas medidas y emprendido importantes acciones, explica Benjamín Limón. Sin embargo, puntualiza que la urbanización desmedida, el incremento del parque vehicular y la falta de verificación a éste, son importantes factores que influyen en la afectación al medio ambiente. 

Periodista desde hace 20 años. Ha trabajado en distintos medios escribiendo sobre política, inseguridad y sociedad, desde Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. Síguela en @MelvaFrutosA