d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

En riesgo, el búnker de MC en Tlajomulco

La contienda electoral en Tlajomulco de Zúñiga es simbólica, por ser considerada la cuna del alfarismo y de Movimiento Ciudadano… y porque la salida de Alberto Uribe Camacho, alcalde con licencia, pone en aprietos este bastión, explica a Punto Rojo el doctor en estudios políticos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara, Andrea Bussoletti.

Si bien es cierto que Alberto Uribe Camacho no es ni el primero ni el único personaje que cambia de partido, también lo es que no todos los candidatos ni los nombres pesan igual. Hay muchos que pese a haber salido, su nombre no resulta tan importante como el de Uribe Camacho.

“Sin duda la contienda de Tlajomulco puede ser altamente simbólica desde el momento en que una elección en que en el resto del estado, a nivel gubernatura, hay expectativa de resultado favorable a Movimiento Ciudadano, aunque crezca y se expanda en la entidad, la pone en aprietos, la confronta en su mismo lugar de origen”, explica el especialista en estudios políticos.

“En esta elección, en la que se enfrentan Morena, con Miguel León Corrales, y MC, con Salvador Zamora, no debemos olvidar que además personalidad y marcas representan grupos políticos a fuerza de controlar el territorio. A partir de ese hecho, sí veo difícil que la candidatura pueda ser así de competitiva como los otros dos”, precisa el académico.

“MC está tratando de ganar por cuarta vez consecutiva la elección a partir de sus resultados y antecedentes en Tlajomulco, y sin duda, con nueve años o tres mandatos de gobierno ya no se presenta como fuerza de oposición”, puntualiza Andrea Bussoletti.

El académico detalla que sin duda los logros del último trienio harán que la contienda sea entre MC y Morena, y tratarán de presentar los logros de la administración pasada, que encabezó Uribe Camacho, como de Morena; y MC hará lo mismo.

Alberto Uribe Camacho no es ni el primero ni el único personaje que cambia de partido. Hay muchos que pese a haber salido, su nombre no resulta tan importante como el de Uribe Camacho. Foto: Fernando García Carranza/Cuartoscuro.

Explica que por las encuestas publicadas pareciera que la contienda en Tlajomulco no irá más allá de MC y Morena, y el hecho de representar gobierno y municipio hace esta contienda, para el electorado, algo atípico.

Otra realidad, dice, es que en Tlajomulco no hay contienda sobre idea de cambio, sino de continuidad.

Explica que en el discurso de Uribe Camacho se identifica a una figura pública que trata de minimizar la importancia de haber pertenecido a MC. “Él no dice cambié de partido, dice que los partidos han cambiado de ideas y de acciones y yo me mantengo coherente y salgo de un partido a otro”.

Eso implica mucha complejidad y puede confundir al elector, advierte el académico Bussoletti.

Severa crisis de viviendas

Tlajomulco fue considerado el municipio líder en la construcción de vivienda de interés social durante la gestión del ex presidente Vicente Fox Quesada. Pero ya en 2016, integrado a la zona metropolitana de Guadalajara, había el reporte de más de 70 mil casas en abandono por su condición de inhabitabilidad.

Los moradores, en su mayoría empleados y trabajadores de escasos recursos, apenas si llegaron a habitar ese municipio. Provenían de Zapopan, Guadalajara y otros lugares, y lo primero que descubrieron fue que carecían de vías de comunicación y de un servicio eficiente de transporte público; no había escuelas para sus hijos, y los servicios básicos como seguridad, luz, drenaje o agua potable eran absolutamente deficientes. Con estas características de abandono, la inseguridad gobernaba la zona.

Otra amarga sorpresa ocurrió cuando descubrieron que las fuentes laborales no existían y que tenían que invertir más de dos horas para poder trasladarse al centro de Guadalajara.

Miles de casas edificadas durante la fiebre fraccionadora, en Tlajomulco, eran viviendas de apenas 60 metros cuadrados, con una sola recámara para sus habitantes y un espacio que era utilizado como cocina, sala y comedor; los baños, reducidos a su mínima expresión.

Tras el abandono masivo de esas viviendas se dio el saqueo de  forma incontrolable. Los muebles de baño, puertas, cancelería, conexiones de luz, drenaje y agua, tinacos, todo ese tipo de productos permitieron la conformación de un mercado negro en Tlajomulco. Se ofrecían hasta muebles de baño a un precio de 60 o 70% por debajo de su valor en el mercado, sin que las autoridades municipales lograran detener el robo y sin que los dueños de los créditos de Infonavit pudieran detener la rapiña.

“Aquí nació su movimiento, aquí lo traicionó y hoy  lo sepultamos porque hoy aquí nace Morena” el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, defendió la candidatura de los morenistas en Tlajomulco. .Foto: Misael Valtierra/Cuartoscuro.

Por el corazón naranja

El domingo 20 de mayo, el candidato a la Presidencia de la República por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, llegó a pleno corazón del bastión alfarista a defender las candidaturas de sus correligionarios y ante poco más de siete mil personas dijo que en ese lugar nació la esperanza y “se traicionó por un negocio inmobiliario. Aquí nació su movimiento, aquí lo traicionó y hoy  lo sepultamos porque hoy aquí nace Morena”.

En la edición 5 de Punto Rojo publicamos que la causa del rompimiento entre Alberto Uribe y Enrique Alfaro se dio por un conflicto inmobiliario con ganancias multimillonarias.

Licenciada en periodismo, especialista en comunicación y conflictos armados. Amo la libertad y el respeto. Agradezco la verdad.