d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Experiencia no necesaria

La política es la máxima expresión de la masculinidad hegemónica, por eso la inclusión de las mujeres en todas las instancias de poder representa una propuesta de renovación democrática. Sin embargo, esto no garantiza un cambio de mentalidad o visión; porque una cosa es que una mujer participe y otra es que ella pueda impulsar una agenda de equidad.

“Una cosas es el feminismo, otra cosa es el mujerismo y otra cosa es el hembrismo”, señala Cándida Elizabeth Vivero Marín, coordinadora del Centro de Estudios de Género de la Universidad de Guadalajara.

En entrevista para Punto Rojo, la académica señala  que en Jalisco, si bien existe una mayor participación con respecto a otros estados, está lejos de alcanzar la igualdad de oportunidades en la participación política, ante una simulación en el cumplimiento de la paridad de género en la asignación de candidaturas. 

“Es bueno que existan mecanismo para incluir a las mujeres en la política, pero vemos que el número de mujeres nunca llega ni a 50 por ciento. Tomemos el caso de los candidatos al gobierno del estado, en donde sólo hay una mujer candidata, cuando debería de haber tres. Lo mismo sucede con las alcaldías. Pero sí es importante que las jóvenes mujeres participen en la política desde diferentes plataformas”.

Explica que si bien la crítica hacia los jóvenes es la falta de experiencia, en el caso de las mujeres se le suma la subordinación masculina que muchas veces refuerzan los estereotipos de belleza, dejando de lado a mujeres mejor preparadas.

“Habrá que cuestionarnos por qué estas mujeres siguen necesitando el apoyo masculino para poderse posicionarse. Las mujeres que están ya en el poder deberían también ser formadoras de otras mujeres jóvenes políticas, si no, vamos a seguir necesitando al padre o al padrino político masculino para poder competir”.

Elizabeth Vivero concluye en que es necesario mirar a la política desde otras perspectivas más incluyentes, en donde no necesariamente el hecho de que una mujer llegue al poder signifique un modelo de transformación. 

La más joven de México

La aspirante más joven a cualquier cargo de esta jornada electoral es Paola González Dávalos. Tiene 18 años y es candidata a la presidencia municipal de Tepatitlán de Morelos por la coalición Juntos Haremos Historia –conformada por Morena, Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT)–. A los pocos días de haber cumplido apenas la mayoría de edad, Encuentro Social la propuso como su candidata. 

Su meta, ha dicho a los medios locales de esa entidad, es el desarrollo sostenido de Tepatitlán como el elemento rector de su administración. Foto: Especial.

Paola González no tiene experiencia en el servicio público y aún no termina la preparatoria, lo cual busca compensar con su habilidad políglota: habla francés, portugués, inglés, y dice, un poco de catalán y rumano.  Asegura estar capacitada para ser alcaldesa de ese municipio. 

“Estoy en la política desde los 13 años, siendo partícipe en grupos de organizaciones civiles como voluntaria (…) A los 15 años organicé mi propia fundación, se llama Regala una Sonrisa, entonces a partir de ahí me encantan todos los proyectos de ayudar a la gente y de poner mi granito de arena,” presume en sus redes.

Si llega a ser alcaldesa, dice, implementará “programas de gobierno realistas”. Su meta, ha dicho a los medios locales de esa entidad, es el desarrollo sostenido de Tepatitlán como el elemento rector de su administración. Una de sus promesas es otorgar becas para que los jóvenes estudiantes realicen estancias educativas en Rusia, según lo anunció en mayo pasado.

“Acabo de sostener una reunión con gente de la Embajada rusa y personas del Ministerio de Educación y Ciencia de la Federación de Rusia. Reconocen las capacidades de los alteños y por lo mismo están dispuestos a ofrecer una gran cantidad de becas desde bachillerato hasta las mejores universidades en Rusia, a través de mi gestión”.

El padre de Paola es Guillermo González, quien ha sido también candidato a presidente municipal en varias ocasiones, además de haber sido presidente del Partido Verde en Tepatitlán.

De un partido que agoniza

“Sí, soy inexperta. Soy inexperta en robar, en meter a toda mi familia y amigos a la nómina del ayuntamiento. En eso sí somos inexpertos y ojalá siempre lo seamos”, dice en entrevista para Punto Rojo la joven aspirante a la presidencia municipal de Guadalajara por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Valeria Ávila.

Valeria –al igual que sus demás compañeras jóvenes que aspiran a alguna alcandía en Jalisco– sabe que enfrenta tres grandes retos: ser mujer, ser joven sin experiencia política, y representar a un partido que agoniza. Foto: Especial

Entró en la política estudiantil como la primera mujer presidenta de la Preparatoria 4; contendió por la dirigencia de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y perdió. Ahora fue invitada por el secretario de Finanzas del partido y avalada como candidata por la asamblea estatal del PRD para contender por la alcaldía de Guadalajara.

A sus 25 años de edad, Valeria habla con soltura y sin titubeos; su lenguaje directo llamó la atención durante el primer debate, realizado el 6 de mayo, por los señalamientos directos contra los candidatos de Movimiento Ciudadano (MC), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena). 

“Que estemos mal en seguridad no es casualidad ni castigo divino para los tapatíos. Los culpables tienen nombre, apellido, cargo público y hoy hasta son candidatos”, dijo como parte de su intervención durante el debate realizado por canal Ocho TV.

Sin embargo, Valeria –al igual que sus demás compañeras jóvenes que aspiran a alguna alcandía en Jalisco– sabe que enfrenta tres grandes retos: ser mujer, ser joven sin experiencia política, y representar a un partido que agoniza.

“Desde que iniciamos sabíamos la realidad del partido. Iniciamos con un 2 por ciento de aprobación y conforme avanzamos nuestro candidato a gobernador comenzó a disminuir en aprobación. Nosotros estamos haciendo nuestra parte. A nosotros los jóvenes nos toca pasar de la omisión a la acción, si no nos convertíamos en cómplices de lo que sucede en el municipio. Por eso decidí participar”, afirma Ávila durante la entrevista.

Viejos… a colgar los tenis

Otra joven que busca contender por una alcaldía es Daniela Chávez, quien con 24 años de edad es la abanderada del Partido Verde en San Pedro Tlaquepaque, en donde actualmente es regidora de oposición por ese mismo partido. Destacó como edil con  sus propuestas ecologistas; especialmente la relacionada con el Cerro del Cuatro y con la regulación de la producción ladrillera.

“Ser joven y vivir en Tlaquepaque es ser triplemente invisible, se está en el olvido, sin apoyos ni oportunidades”, opina Daniela Chávez.

En entrevista para este semanario reconoce que, pese a la poca popularidad de su partido, prefiere mantenerse en aquel que le dio cobijo. Narra que su carrera política inició al integrarse a la planilla del partido a sus 18 años, mientras cursaba la licenciatura en ciencias políticas por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). 

“Me gradué hace año y medio. Me sirvió estudiar y trabajar. Yo era regidora ya cuando todavía seguía en la carrera y muchos de mis maestros me ayudaron con el presupuesto del ayuntamiento y entender mejor las finanzas públicas. Fue muy enriquecedor.” 

Durante su registro como candidata ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Daniela Chávez realizó el acto de enganchar un par de tenis en un cable, en alusión a que los políticos viejos debían “colgar los tenis” y dar la oportunidad a los jóvenes de hacer progresar a Tlaquepaque. 

“Desgraciadamente ser joven y ser jalisciense en este país es prácticamente como ser invisible, pero ser joven y vivir en Tlaquepaque es ser triplemente invisible, se está en el olvido, sin apoyos ni oportunidades”, opina.

El municipio de Tlaquepaque es gobernado actualmente por una mujer, María Elena Limón, del Partido Movimiento Ciudadano, quien también busca la reelección en esta contienda electoral. 

Reportera. Estudió Comunicación, Periodismo y una Maestría en Género y Cultura. Al servicio de causas sociales.