d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Identificación de restos humanos es un proceso largo, asegura forense

Contrario a la brevedad del proceso de identificación de los restos humanos encontrados en bidones en el rancho de La Cruz, en Tonalá, y relacionados con la desaparición de dos de los tres estudiantes de cine del CAAV, el médico forense Hélix Iván Barajas Calderón explica a Punto Rojo que una acción así podría tardar de uno a tres meses, siempre y cuando el tejido sea suficiente para hacer las investigaciones.

El médico, quien posee una maestría en ciencias forenses y criminología, especifica que: “El proceso que se realiza para obtener la identidad de los restos es meticuloso e implica el trabajo de un equipo multidisciplinario de médicos forenses especialistas en antropología, odontología, fotografía, criminalística química y en genética”, por lo que en un tiempo menor “no se podría adelantar la identidad”.

Es un proceso científico donde intervienen varios expertos: “El tejido óseo lo checa el forense, el antropólogo y posteriormente la química y genetista para que realice la extracción de ADN”, puntualiza.

El desarrollo del estudio y análisis es largo, pero efectivo, dice el especialista forense, quien señala que los médicos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses son muy especializados y que prácticamente “sacan el ADN casi de debajo de la tierra”.

Punto Rojo acudió a la opinión del médico luego de que esta semana la Fiscalía General del Estado informó en rueda de prensa que se poseen todos los indicios para garantizar que los restos localizados en Tonalá corresponden a los jóvenes estudiantes de cine.

Alumnos de la Universidad de Medios Audiovisuales se manifestaron a las afueras de Casa Jalisco por la muerte de Salomón Aceves, Daniel Díaz y Marcos García, estudiantes de la carrera de cine desaparecidos el pasado 19 de marzo. Foto: Cuartoscuro.

Recuento

El 20 de marzo, a través de redes sociales se denunció que un grupo de estudiantes de cine en Guadalajara habían sido privados de la libertad por un comando armado que se hizo pasar por elementos de la Fiscalía General.

Los estudiantes desaparecidos fueron identificados como Javier Salomón Aceves Gastelúm, de 25 años; Marco Ávalos, de 20; y Daniel Díaz, también de 20. Los tres estudiantes habrían aprovechado los días de asueto para grabar un cortometraje, pero a su regreso fueron rodeados y privados de su libertad.

El 21 de marzo la Fiscalía General del Estado informó que investigaba la desaparición forzada de los tres jóvenes, y que los hechos habían ocurrido en las calles de Colina Central y Nuevo Periférico, en el fraccionamiento Colinas de Tonalá. En ese lugar, sujetos armados vestidos de falsos elementos de la Fiscalía se los llevaron en una camioneta, de acuerdo a testigos.

Para dar con su paradero, se agregó ese mismo día, revisaron cámaras de vigilancia y se activaron protocolos de búsqueda con otras instituciones.

Ya en esas fechas el caso tomaba dimensiones internacionales. El cineasta Guillermo del Toro retuiteó la información de la desaparición y el caso tomó fuerza fuera del país.

En el estado, estudiantes de la Universidad de Guadalajara realizaron una marcha para exigir su localización.

La semana pasada, la Fiscalía General del Estado cateó el rancho de La Cruz, en Tonalá, y localizó tres tambos con ácido. En el interior de ellos se identificaron restos humanos. En ese contexto, algunos medios se apresuraron a señalar que los restos podrían ser de los estudiantes de cine, versión que fue confirmada por la Fiscalía días después.

Licenciada en periodismo, especialista en comunicación y conflictos armados. Amo la libertad y el respeto. Agradezco la verdad.