d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

La ruda relación de Alfaro y los medios

Enrique Alfaro Ramírez es el político que presume ser más ciudadano y cercano a la gente. Sin embargo, en los últimos dos años decidió suspender el contacto con ella a través de los medios de comunicación tradicionales –salvo algunas excepciones– y ha optado por las redes sociales, donde goza plenamente del control de lo que desea comunicar, al tiempo que evita el roce constante con los periodistas que le son incómodos.

Si alguna vez el alcalde con licencia expresó su preferencia por un medio de comunicación, fue con el diario El Informador, a cuyo propietario, Carlos Álvarez del Castillo, le entregó una placa conmemorativa el 22 de agosto del 2017, durante una sesión solemne en palacio municipal para honrar los 100 años de existencia de ese impreso.

“En este sentido, en lo personal no considero que exista otro diario en Guadalajara que tenga la seriedad y el rigor de El Informador”, expresó durante ese acto.

Alfaro Ramírez no ha escatimado recursos en su estrategia digital, pues en lo que va de la administración municipal de Guadalajara ha adjudicado de manera directa más de 15 millones de pesos a Indatcom, Eu Zen y La Covacha, el trío de empresas que ha crecido económicamente a la sombra del proyecto político del hoy aspirante a la gubernatura por el Partido Movimiento Ciudadano (MC), y que son encabezadas por sus asesores, entre ellos Rafael Valenzuela Cardona y Carlos Delgado Padilla, este último coordinador de Comunicación y Análisis Estratégico.

En lo que va de la administración municipal de Guadalajara, Alfaro ha destinado de manera directa más de 15 millones al trío de empresas encargadas de su estrategia digital: Indatcom, Eu Zen y La Covacha. Foto: Especial

Según un reportaje del portal Reporte Índigo, al corte de julio del 2016 las tres compañías habían recibido más de 148 millones de pesos de parte de MC, todos por asignación directa, lo que significa que no tuvieron competidores para otorgar sus servicios.

Ahora que Alfaro Ramírez es otra vez candidato –luego de pedir licencia para separarse de la alcaldía de Guadalajara–, no es coincidencia que vuelva a las cabinas y redacciones de algunos medios de comunicación. Pero a diferencia de lo que ocurría en el pasado, esta vez no lo hizo con el ánimo de informar, sino con el afán de cobrar revancha por lo que él considera han sido ataques sistemáticos hacia su persona.

La carpeta “grandotota”

La entrevista que concedió a los periodistas Jorge Octavio Navarro (Jonás) y Mario Muñoz de Loza el mismo día en que arrancó su precampaña al Gobierno de Jalisco, dejó atónitos a más de una decena de reporteros y comunicadores locales que lo escucharon y no daban crédito a las palabras del aspirante.

El miércoles 3 de enero, entró a la cabina de Notisistema, en punto de las 9:00 horas, al programa Forma y Fondo que conducen los periodistas. No habían transcurrido más de diez minutos de la emisión cuando Alfaro Ramírez comenzó a despotricar contra los comunicadores por toda la serie de comentarios que hicieron a su administración.

Al más puro estilo de la Dirección Federal de Seguridad que operó como una agencia de espionaje en la llamada ‘guerra sucia’ de la década de los 60, el alcalde de Guadalajara con licencia sacó una carpeta “grandotota” que contenía las transcripciones de los comentarios hechos al aire por Jonás y Muñoz de Loza en los últimos dos años.

Durante su visita al programa Forma y Fondo, el pasado 3 de enero, Enrique Alfaro se apoderó del micrófono para reprochar a los periodistas Jorge Octavio Navarro (Jonás) y Mario Muñoz de Loza, los comentarios que hicieron sobre su administración en dos años. Foto Arturo Campos / Rafael del Río

Traigo una carpeta grandotota, porque lo que hice fue ponerme a leer una vez más todos los programas que ustedes dieron en dos años, que estuvimos revisando. Quisiera nada más darles este dato para que entiendan de lo que quiero hablar. Ustedes hicieron menciones sobre un servidor 385 programas, de esas 385 menciones, 342 fueron negativas”, soltó el entonces precandidato.

Y no se detuvo; los siguientes 30 minutos del programa prácticamente se apoderó del micrófono para continuar sus reproches.

“Durante dos años yo no dije una sola palabra de lo que ustedes opinaron, no me quejé con nadie, no regañé a nadie como dicen que lo hago de repente con ustedes los periodistas. No me pelee con nadie, respeté su derecho a expresar lo que ustedes consideraran. El 16 de febrero del 2016 Mario señaló, lo cito textual todo: ‘que nos dé chance de hacer comentarios’. Yo reitero: dos años sin queja alguna, sin criticar a nadie, sin molestar a nadie, respeté lo que aquí se dijo”, exclamó.

También se quejó de que en ese espacio le dieran voz al presidente del Parlamento de Colonias, Alejandro Cárdenas, sobre quien dijo está denunciado penalmente por “extorsionador”, al igual que el hijo del ex fiscal general, Eduardo Almaguer (actual aspirante a la presidencia municipal de Guadalajara), por hacerse pasar como líder vecinal.

Para rematar, el alcalde con licencia dijo que es amigo del dueño de la radiodifusora, Alejandro Díaz, y por el respeto que le tiene a él y su empresa, nunca se quejó o hizo reclamos.

“Ataques no, crítica sí”

Entrevistado por Punto Rojo, Jonás, uno de los conductores de Notisistema confrontado por el alcalde con licencia, asegura no haberse sentido intimidado ni amenazado, pero sí sorprendido porque el tono periodístico del programa es un análisis de lo cotidiano.

“Posiblemente, de llegar a ser Alfaro el gobernador mantendría una posición similar (de resistencia a las críticas). No me imagino que vaya a cambiar su postura”, dice el periodista Jorge Octavio Navarro (Jonás), quien fue confrontado por Alfaro en su programa de radio. Foto: Especial

“Me sorprendió que el ingeniero Enrique Alfaro haya hecho un reservorio de comentarios que hicimos en el pasado durante más de dos años y que lo llevara impreso, y que nos hiciera reclamos asegurando que se trató de ataques, cuando yo lo aclaré en el micrófono: ataques no, críticas sí, que pueden estar equivocadas también porque no tenemos propiedad de la verdad, pero que se dan en ese tono”, dice.

—¿No te alarma?

—No me alarma en el sentido de que no va a modificar mi trabajo ni mi visión profesional de las cosas. La meta, el objetivo del ejercicio periodístico, es la revisión del comportamiento de los personajes que son públicos, y en esa revisión no siempre estamos de acuerdo, así que no me siento acotado ni disminuido porque uno de los personajes públicos me diga que las críticas que yo he hecho en ese espacio no le parecen correctas y no está de acuerdo.

“Considero que es cuando menos extraño que se hayan generado –presumiblemente, no lo sabemos– ese tipo de expedientes sobre quienes estamos en este oficio. Posiblemente, de llegar a ser Alfaro el gobernador, mantendría una posición similar. No me imagino que vaya a cambiar su postura. No me preocupa; la autoridad siempre se resiste a las críticas. Pero es la naturaleza del ejercicio periodístico hacer crítica, y también es nuestra obligación hacer crítica responsable”.

El periodista precisa que llevaba alrededor de seis meses solicitando una entrevista con Enrique Alfaro, pero el director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Guadalajara, Héctor Padilla, nunca respondió a la petición, y fue hasta que el funcionario se separó de su cargo para contender por la gubernatura que pudo concertarse el encuentro, a través de Juan Pablo Vigueras, quien es el relacionista del candidato con los medios de comunicación.

En junio del año pasado, durante la inauguración de una obra de pavimentación, Alfaro también perdió la compostura y estalló contra las críticas que se han hecho a su administración. Foto: Especial

Al cierre de esta edición, el propietario de Notisistema, Alejandro Díaz Romo, no había hecho un pronunciamiento en torno a los reclamos de Enrique Alfaro. No obstante, Jorge Navarro asegura que él y su compañero cuentan con su respaldo porque la emisora es una empresa seria y comprometida con un periodismo crítico y social.

“Te puedo decir que la única exigencia que se me ha hecho en Radio Metrópoli es darle voz a quienes reciben críticas, lo cual me parece una directriz muy periodística. Así que no se restringen las críticas; lo que nos piden es que les demos voz a quienes son criticados”, añade.

Algunos reporteros comparan a Enrique Alfaro con el ex gobernador panista Francisco Ramírez Acuña, quien se caracterizaba por tener un estilo rudo y prepotente con los periodistas críticos, al extremo de pedir sus cabezas o solicitar a los dueños de los medios de comunicación que los retirara de Palacio de Gobierno.

Sólo “periodistas de bien”

El lunes 8 de enero, Alfaro se mantuvo firme en sus críticas a los periodistas de Notisistema. Durante la entrevista que sostuvo con el presentador de noticias Raúl Frías Lucio, responsable de la emisión nocturna del programa A Fondo que transmite el canal 6 de Megacable, recordó el episodio ocurrido con los periodistas y aseguró que únicamente defendió su honra y trayectoria, después de dos años en los que Jonás y Muñoz de Loza lo cuestionaran de forma infundada, sostuvo. Además, postuló que hay “periodistas de bien”, entre los que incluyó a quien lo entrevistaba en ese momento, aunque no explicó qué características tienen dichos periodistas.

“Con los periodistas de bien yo siempre tendré una buena relación, y yo creo que el caso específico de Jonás, con el que estuve, es un periodista de bien, no tengo problemas con él, pero creo que es momento de que todos nos pongamos a pensar si la relación entre los medios y la política es la que hoy le conviene al país”, dijo.

El emececista incluso consideró que los medios de comunicación y los políticos deben sostener una relación de cooperación mutua (no explicó en qué).

Según Alfaro, hay “periodistas de bien”, con los que aseguró que siempre tendrá buena relación. Sin embargo, no señaló que características tienen dichos periodistas. Foto RACCImágenes /Arturo Campos Cedillo.

“Creo que todos tenemos que hacer un ejercicio de reflexión para que los medios de comunicación se conduzcan con la verdad, para que podamos tener una relación de cooperación entre los políticos y los comunicadores. Y yo lo que creo, Raúl, es que lo más importante en este momento es poner en la mesa esa voluntad, decirte a ti, con el respeto que te tengo, que a mí me interesa que esa relación se fortalezca en los términos correctos”, resaltó.

El 5 de enero, Alfaro Ramírez sostuvo otra entrevista con el locutor de radio Gonzalo Oliveros, productor y ejecutivo de la estación de radio RMX –la misma en la que el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, suele aparecer con frecuencia para difundir sus presuntos logros de gobierno–. Sin embargo, el ajuste de cuentas que hizo el precandidato de MC con los periodistas de Notisistema no fue parte del repertorio de preguntas que le formuló el titular de ese espacio.

Ni siquiera le cuestionó la escultura “Árbol adentro” que le encargó al artista y cantante de la agrupación de rock Cuca, José Fors, de la cual (Oliveros) ha hecho escarnio en varias de sus emisiones matutinas.

En cambio, destacó el banquito que Alfaro Ramírez lleva consigo a cada uno de sus eventos proselitistas para subirse en él cuando se dirige a la gente. También exaltó el video promocional de Movimiento Ciudadano, donde el niño Yuawi, integrante del grupo musical de origen wixárika ‘Venado Azul’, aparece cantando el single del partido, sin considerar los cuestionamientos que ha hecho al respecto la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), que argumentan se utiliza la imagen del menor como “mascota de campaña”.

Regaños y amenazas

Los desencuentros de Alfaro Ramírez con los medios de comunicación han sido una constante durante su administración. El 2 de junio del 2017, durante la inauguración de una obra de pavimentación con concreto hidráulico en la colonia Lomas del Gallo, perdió la compostura y tronó contra las críticas que se han hecho a su administración.

“Yo quiero ver a todos esos que escriben tantas cosas de mí, al periódico Mural, a NTR, a Crónica, a todas esas basuras que escriben cosas todos los días denigrando, ofendiendo, atacando; quiero ver qué han hecho ellos que le llegue a los talones a esto para cambiar la realidad. ¿Qué han hecho aparte de criticar, atacar, ofender, mentir? Eso hay que cambiar y decirles basta”.

Frente a otro medio y ante notas que publicaba la desaparecida edición de Proceso Jalisco, y que molestaban a Alfaro, el equipo del entonces alcalde en funciones mandaba decir a la redacción de ese medio “que si se trataba de dinero o de qué”, para evitar los cuestionamientos.

No es la primera vez que el ex munícipe tapatío revela su repelencia a la crítica. Cuando fue aspirante a la alcaldía de Tlajomulco de Zúñiga por la coalición PRD-PT en 2009, amenazó con agredir físicamente al periodista Gerardo Romero, quien escribía una columna de opinión para una publicación impresa de aquella localidad denominada Así ocurrió Tlajomulco, donde recordó el paso de Alfaro Ramírez por las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Romero recuerda que éste se movilizaba en automóviles de lujo y trataba a la población de ese municipio con desprecio, situaciones que describió en varias ocasiones en su columna. Dice que eso le molestó a Alfaro, y que algunos allegados al entonces perredista le advirtieron que se cuidara de una posible represalia, por lo que decidió buscar al candidato y ofrecerle una réplica. Sin embargo, la respuesta de Alfaro Ramírez fue una amenaza.

“Te acepto toda la crítica, pero de una vez te lo voy a decir: si vuelves a inventar una pendejada de mí, te voy a romper tu madre, así de claro. Y para que quede claro, es la última vez que te lo digo, y ahí la dejamos”, le sentenció el hoy aspirante a gobernador en una llamada telefónica que quedó grabada y aún se encuentra disponible en el portal de YouTube.

Los desencuentro de Alfaro con los medios de comunicación no son nuevos, cuando fue aspirante a la alcaldía de Tlajomulco de Zúñiga, en 2009, amenazó con agredir físicamente al periodista Gerardo Romero. Foto: Rafael del Río

Romero, quien volvió a Campeche, su ciudad natal, por cuestiones de empleo, recuerda aquel episodio como algo anecdótico. Sin embargo, al ver que el aspirante no ha modificado su conducta, advierte que los periodistas de Jalisco deben tener motivos para sentirse preocupados de que Alfaro llegue a la gubernatura.

“Intentamos limar asperezas; nunca pudimos hablar, nunca lo hicimos; ahí quedó, nunca se concretó nada”, señala.

En distintas ocasiones, Alfaro Ramírez ha declarado que tiene respeto hacia los medios de comunicación y la labor que ejercen los periodistas, sin embargo el 20 de enero del 2017, cuando elementos de la policía de Guadalajara –en contubernio con personal del Mercado Corona– retuvieron ilegalmente a la reportera del diario NTR, Martha Hernández Fuentes, en el sótano de ese edificio por documentar la deplorable situación en que se encuentra su estacionamiento, el aspirante se lavó las manos y hasta la fecha no se conoce sanción alguna contra los responsables.

En la primera semana de diciembre de 2017, Punto Rojo solicitó al titular de Comunicación Social de Guadalajara, Héctor Padilla, una entrevista con el precandidato a la gubernatura, y no hubo respuesta. Se le pidió entonces una conversación con Enrique Ibarra Pedroza, quien se quedó al frente del gobierno de Guadalajara, y la respuesta fue la misma: silencio absoluto.

Al cierre de la presente edición se conoció de la separación de Jaime Barrera de la dirección de Milenio Jalisco; se especula que se debió a las presiones que ejerció el grupo alfarista. 

Reportero. Estudió sociología. Aún cree que la función del periodismo es eminentemente social y no un simple intercambio de mensajes entre la clase política.