d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

López Obrador levanta el polvo en Iztapalapa

Ciudad de México. Del Castillo de Chapultepec bajó a la antigua zona de lagos en Iztapalapa. Andrés Manuel López Obrador inició la semana en un alcázar con empresarios de turismo y terminó el día en una polvorosa cancha de futbol, rodeado por miles de simpatizantes.

El lunes, luego de una semana de desacuerdos con el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, el candidato a la presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES) inició el primero de cuatro actos públicos en la capital a las 9 de la mañana y cerró el último 12 horas después. Más tarde, acudió a una entrevista con el periodista Javier Alatorre, donde agradeció a Televisión Azteca no participar en la guerra sucia en su contra.

Si por la mañana matizó su postura sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ante empresarios turísticos y se dijo dispuesto a dialogar, por la noche López Obrador reiteró que eliminará la reforma educativa.

Simpatizantes de AMLO en Coyoacán. Foto: Saúl López/Cuartoscuro

En el deportivo Santa Cruz Meyehualco, en Iztapalapa, miles lo esperaban desde temprano. Mientras él se reunía con otras multitudes en las delegaciones Benito Juárez y Coyoacán, autobuses y microbuses repletos de seguidores iban llegando a las cercanías del Metro Constitución, ubicada en la demarcación con más votantes en el país y también con el mayor número de pobres de la capital.

Para las 8 de la noche, cuando estaba previsto que iniciara el mitin habían llegado varias familias con niños aún vestidos del uniforme de la primaria o la secundaria, cargando sus mochilas. Había también varios grupos traídos por algún político de Morena, como Aleida Alavez, candidata diputada federal.

Algunos jugadores, que terminaron su cascarita y festejaban su triunfo o ahogaban su derrota, llevaron sus caguamas y sus carcajadas al mitin. La cancha polvorienta, en algunas zonas pantanosa por los charcos de la lluvia del día anterior, estaba totalmente ocupada.

Parecía un 16 de septiembre, cuando se festeja la Independencia de México: matracas tronando, vendedores de banderitas y refrescos. El Son de la Negra provocó el zapateo de varios asistentes y el estornudo de otros. El ánimo era de fiesta hasta que intervino el presentador.

Mitin de AMLO en Iztapalapa. Foto: Misael Valtierra/Cuartoscuro

“Les quiero comunicar que Andrés Manuel López Obrador tiene un nuevo aliado. ¿Saben quién es? ¡Pues Tláloc! Porque hoy la lluvia nos perdonó”, dijo emocionado y a risas, pero pocos le correspondieron.

Para cuando inició el mitin, casi a las 9 de la noche, los más agotados eran los niños y los ancianos. Muchos vendedores habían terminado su mercancía y prefirieron quedarse.

Clara Brugada, candidata a la alcaldía de Iztapalapa, inició los discursos. Recordó que esa región era gobernada por el tlatoani Cuitláhuac, hermano de Moctezuma Xocoyotzin. “Somos sus herederos”, aseguró.

No comunicó sus propuestas para dirigir de nuevo la demarcación con el padrón electoral más grande, 1.4 millones de votantes, según el Instituto Nacional Electoral (INE). En cambio, señaló que, de ganar, “será el triunfo de los que no se desilusionaron con los fraudes. El triunfo de los millones de tercos”.

Claudia Sheinbaum. Foto: Especial

Iztapalapa es la delegación con mayor número de habitantes en pobreza. Cerca de 800 mil (37 por ciento de su población) tienen carencias, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). De ellos, 3.2 por ciento vive en pobreza extrema.

Claudia Sheinbaum Pardo, candidata a jefa de Gobierno de la capital del país, se comprometió a apoyar a los damnificados en la delegación por el terremoto del pasado 19 de septiembre. “Parece que la bombardearon en la Segunda Guerra Mundial”, había opinado el presentador momentos antes.

Finalmente tocó el turno de López Obrador, quien despertó lo ánimos con frases repetidas en cada asamblea, como que el Seguro Popular ni es seguro ni es popular. “Me canso ganso que vamos a acabar con la corrupción. Ya se me metió en la cabeza”, repitió como un guion.

Dio a conocer que, en algún momento de su apretada agenda del día, se reunió con el presidente ejecutivo de la compañía BlackRock, Larry Fink. El directivo de la empresa de gestión de inversiones escuchó el proyecto de nación del morenista.

Andrés Manuel López Obrador con Fernando Martí y Alfonso Romo. Foto: Saúl López/Cuartoscuro

Fue un día de conciliar con el sector empresarial. En la mañana, en el alcázar de Chapultepec, les dijo a los del ramo turístico “no estamos cerrados al nuevo aeropuerto”, y ofreció concesionarlo. Dijo que luego de ganar la elección del 1 de julio buscará al presidente Enrique Peña Nieto para hablar del asunto.

Por la noche, en Iztapalapa, se refirió a otro tema en el que se le ha señalado no mostrar apertura. Garantizó el ejercicio de todas las libertades y de la diversidad, “incluyendo la diversidad sexual. Cero intolerancia. Se gozará de una libertad absoluta”.

También prometió crear un plan integral del agua, problema histórico en esa zona del país, a pesar de que en ella se encuentran varios pozos de donde se extraer el líquido. Varias veces los vecinos han cerrado las vialidades para exigir el suministro al menos para lo más básico, como la higiene.

Cerca de las 10 de la noche, luego de pedirles que voten por Morena, el Partido del Trabajo (PT) y el ultraderechista Partido Encuentro Social (PES), prometió: “Volveré como presidente electo y nos veremos aquí, o en una plaza mejor”.

Periodista ambulante. Me interesa compartir las voces que tienen que ser escuchadas. La única contradicción que no hay en mí es ser huasteca y chilanga.