d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Lorenzo Córdova “La democracia no la hacen arcángeles”

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, dice que “no hay que confiar en la autoridad electoral necesariamente, o a priori. Hay que confiar en los ciudadanos”, quienes contarán los votos el 1 de julio.

En entrevista con Punto Rojo, el titular del ente público que organiza las elecciones sostiene que la democracia “la hacemos hombres y mujeres, no arcángeles”.

Hay un “déficit de confianza” en las autoridades electorales, reconoce. Y ese escepticismo, “generado en la última década”, lo causó “la precaria explicación” que los funcionarios dieron sobre el conteo de sufragios, afirma.

Hace 10 años “el lema de la crítica a la autoridad electoral era voto por voto, casilla por casilla”, comenta el doctor en teoría política por la Universidad de Turín.

El reclamo fue legado de las controvertidas elecciones de 2006, cuando la diferencia oficial de votos entre el panista Felipe Calderón Hinojosa y el entonces aspirante de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, fue de 0.56 por ciento.

En aquel año, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aceptó reabrir 9 por ciento de las casillas para volver a calcular los votos.

“Hoy, en una elección federal ordinariamente se recuenta cerca de 65 por ciento”.  Y lo que han encontrado “es la constatación de que en la noche de la elección los ciudadanos pueden tener errores, pero son marginales, no son sistemáticos. Es decir, los votos se cuentan bien”.

El historiador José Antonio Crespo argumenta que no se puede saber con certeza quién ganó las elecciones del 2006, pues él halló errores aritméticos en la suma de casillas. Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.

Fue un acierto que hace más de 25 años se haya definido que “sean las y los ciudadanos sorteados, capacitados, para tal efecto. Es decir, nuestros vecinos son quienes cuentan los votos. Es una buena manera de contarlos”, insiste.

Credibilidad, a la baja

En septiembre de 2006 la credibilidad en el entonces Instituto Federal Electoral (IFE), que se transformó en INE, era de 66 por ciento, según la consultora Parametría. En febrero de este 2018 ese porcentaje bajó a 44 puntos, de acuerdo con una encuesta del diario El Financiero.

Para Lorenzo Córdova, “la clave para remontar la desconfianza está en la explicación, hay que ser muy pedagógicos”. Pero no aclarar “cuando tenemos un problema, porque entonces se hace un control de daños. Hay que anticiparnos”, señala.

En 2008 el historiador José Antonio Crespo presentó su libro 2006: Hablan las actas. Ahí argumenta que no se puede saber con certeza quién ganó aquellas elecciones, pues él halló errores aritméticos en la suma de casillas.

–¿Le dejaron unas elecciones difíciles después de estas dos últimas? En 2006 se documentó un mal conteo de votos…

–No se documentó, se recontaron algunos votos. Eso de que documentó es una posición de parte.

–Y en las de 2012 se informó de la posible compra de votos…

–Que tampoco se documentó. Tenemos un problema, en buena medida, de percepciones, que tiene como base una precaria explicación por parte de las autoridades electorales.

Desde hace una década, dice, “hay una construcción institucional muy sólida”. Se han tomado medidas para “inocular esos señalamientos y la desconfianza”.

“En la democracia no hay nadie químicamente puro. La democracia la hacemos hombres y mujeres, no arcángeles”. Foto: Margarito Pérez Retana/Cuartoscuro.

Los mecanismos de información preliminar de resultados, por ejemplo, “permiten que cualquier persona pueda ver no solamente el dato, sino también el acta. Los conteos rápidos se han perfeccionado y se ha demostrado que todos los que ha realizado el INE coinciden con el PREP y con los cómputos distritales”.

Otro aval es que “prácticamente no hay acto de la autoridad electoral que no sea vigilado, escrutable, reconstruible. Estamos en un momento complicado de la vida política, pero la palabra, la decisión, como ocurre en las democracias, están en manos de los electores”.

Humanos, no arcángeles

“En la democracia no hay nadie químicamente puro. La democracia la hacemos hombres y mujeres, no arcángeles”. Esa sería la lección que deja este proceso electoral, en el que se abrió la vía a candidaturas independientes a la presidencia, apunta.

“Vimos que los actos no apegados a las reglas no son exclusivos, como se solía decir, de quienes forman parte de partidos políticos”, sino también de aquellos que no tenían el respaldo de uno. Aunque acota, María de Jesús Patricio, Marichuy, “es un caso emblemático de honestidad”.

El consejero presidente del INE no ha decidido por quién votará. “Lo estoy definiendo todavía. Estoy muy atento al debate presidencial que falta, estoy estudiando las distintas candidaturas que se presentaron en mi distrito”.

Periodista ambulante. Me interesa compartir las voces que tienen que ser escuchadas. La única contradicción que no hay en mí es ser huasteca y chilanga.