d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Negro escenario para Jalisco

Las elecciones para elegir gobernador en Jalisco, han resultado poco atractivas. Más allá de propuestas claras y contundentes, quienes aspiran a gobernar el estado han convertido los debates en un reality show que poco ayuda al electorado a entender cuáles son las propuestas reales.

En el segundo debate entre candidatos al Gobierno de Jalisco el tema ausente en la agenda que organiza el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) fue el de la seguridad. En este debate predominó la agenda de salud, cultura, deporte, infraestructura y derechos humanos. Pese a que Jalisco es golpeado por la inseguridad, marcada por un atentando contra el ex fiscal del estado y hoy secretario del Trabajo, Luis Carlos Nájera, y la muerte de Tadeo –un menor de apenas ocho meses– ocurrida luego de un incendio provocado por sujetos ligados al crimen organizado. 

Mientras los candidatos al gobierno del estado se trasladaban a Puerto Vallarta, sede del segundo debate, la ciudad acaparó de nuevo las planas nacionales con la detención de la esposa de Nemesio Oseguera El Mencho, líder de uno de los cárteles más peligrosos de México, según lo informado por el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Fue por eso que el candidato del Partido Verde Ecologista, Salvador Cosío Gaona, reprobó el formato del debate –al que calificó como un “panel”– e insistió a los moderadores que se abriera el tema a discusión pública porque, dijo, es lo más urgente y preocupante para la población.

Quien pretendió entender el contexto en el que se encuentra el estado en materia de seguridad fue el aspirante del PRI, Miguel Castro Reynoso, el cual llegó al debate con un moño blanco pegado a su saco. Clamó por un “pacto de paz”, pero no tuvo tiempo de desenvolver su idea.

Corrupción en salud salpica a Lomelí

Desde el primer debate, Enrique Alfaro amagó con hacer público el contenido de una memoria usb que exhibió amenazante, en donde –según él– contiene información sobre la venta de medicamentos de una empresa de Lomelí Bolaños a la administración del priista Aristóteles Sandoval. Su amenaza quedó en eso, sólo en ultimátum.

Más allá de propuestas claras y contundentes, quienes aspiran a gobernar el estado han convertido los debates en un reality show. Foto: cortesía IEPC Jalisco.

“En los próximos días sí va a tener que contestar la información que tenemos aquí, respecto al contrato de 500 millones de pesos que sus empresas hicieron con Pensiones del Estado y sobre las irregularidades que vamos a demostrar y que van a generar, ahí sí, denuncias penales. Ahora sí va a tener que contestar”, le advirtió Alfaro.

Los adversarios de Lomelí preguntaron insistentemente por el origen de su patrimonio, el delito de portación de arma de fuego sin licencia, su actividad como constructor, sus lazos con la maestra Elba Esther Gordillo y sus negocios con entidades públicas. Le acusaron de aprobar el gasolinazo cuando fungía como diputado federal por Movimiento Ciudadano, y por la asignación directa de más de dos mil 300 millones de pesos a favor de su empresa Lomedic, además de arreglos por 500 millones de pesos con el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJAL).

A todos los cuestionamientos que se le hicieron en ese primer debate,  Carlos Lomelí evitó responder y, en cambio, les pidió a sus adversarios que ingresen a su página de Internet (www.carloslomeli.com.mx) en donde, dijo, todo está transparentado y aclarado. Gran parte del segundo encuentro se centró en el desabasto de medicamentos e irregularidades encontradas en las auditorías hechas a la Secretaría de Salud, las cuales fueron atribuidas al ex titular de esta dependencia, Antonio Cruces Mada.

El morenista volvió a salir golpeado, cuando el candidato de MC, Enrique Alfaro, amenazó con llevarlo a la cárcel por presuntos actos de corrupción en el sector salud. El panista Miguel Ángel Martínez Espinosa abonó a las acusaciones en contra de Lomelí al afirmar que su empresa utiliza el tráfico de influencias también en la Ciudad de México.

Ante esto, el morenista y empresario farmacéutico dijo que su empresa sólo vendió medicinas a gobiernos panistas y aseguró que de ganar la elección no será proveedor de la administración pública. Regresó la amenaza y mostró un disco duro, en el que supuestamente guarda todas las pruebas que dan fe de los malos manejos de Enrique Alfaro en su paso por la alcaldía de Guadalajara. Afirmó que Alfaro se ha convertido en el “rey de la transa inmobiliaria”, y prometió “desenmascarar” el presunto negocio inmobiliario que hizo con Caabsa, empresa recolectora de basura a la que vendió un predio anexo al Parque El Deán, en su gestión como alcalde de la capital de Jalisco.

“Son tantas las transas que se han hecho desde que viene de Tlajomulco y ahora que está en Guadalajara, que no me alcanzó la usb”, apuntó mientras mostraba un costoso disco duro de la marca Apple. 

Mientras Lomelí y Alfaro se enfrascaban en mutuas descalificaciones,  Martha Rosa Araiza, del Partido Nueva Alianza, acusó al priista Miguel Castro Reynoso de no haber denunciado las presuntas irregularidades en el sector salud, mientras estuvo en el gabinete estatal como titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (SEDIS). Este último ni se inmutó con el señalamiento, solamente respondió que se requiere una inversión de al menos dos mil millones de pesos en infraestructura hospitalaria en las regiones más apartadas de Jalisco y así superar la crisis en la salud.

Derechos humanos, en el olvido

Los siete candidatos hablaron por primera vez de diversidad sexual, pero también dejaron ver sus deficiencias en el área.

Después de evasivas sobre el matrimonio igualitario, el priista Miguel Castro respondió que la gente tiene derecho a ser feliz y que respetará lo que dicte la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El vencedor en las próximas elecciones tendrá el reto de sostener el crecimiento económico en la entidad, en el cual se avecina un negro panorama para quien sea que llegue al gobierno del estado. Foto: IEPC Jalisco.

El aspirante de Morena, Carlos Lomelí, recalcó la importancia de que la CEDHJ dé seguimiento puntual a las víctimas y que los casos no se vean como hechos aislados. Al cuestionar a Cosío Gaona, del PVEM, sobre los derechos humanos, el aspirante enfatizó que las recomendaciones de la CEDHJ no se cumplen por los funcionarios públicos. Llamó a quien sea el próximo gobernador de Jalisco se comprometa a respetar los derechos humanos y les pidió, sin eco, firmar su propuesta.

A su vez,  la aspirante de Nueva Alianza, Martha Rosa Araiza, propuso educación sexual integral y acceso a métodos anticonceptivos en planteles de educación básica. Señaló que el Estado no garantiza la igualdad, pues aunque los derechos existen en la ley, no se respetan.

El abanderado del PRD, Carlos Orozco, se pronunció a favor del matrimonio igualitario y a favor de la interrupción legal del embarazo. Pidió que se tengan derechos por igual entre hombres y mujeres, por lo que exigió a su contrincante de Nueva Alianza deje de confundir el “mujerismo” con el “feminismo” –en alusión al discurso de la académica y feminista Marta Lamas–.

El aspirante panista, Miguel Ángel Martínez, fue el último en cerrar este bloque y se le cuestionó sobre el modelo actual de Ombudsman. Discrepó en el discurso del ex gobernador panista, Emilio González Márquez, aunque reiteró su postura en contra del matrimonio igualitario.

Debates insustanciales

A raíz de los encuentros entre los candidatos, el académico y experto en economía Ignacio Román Morales, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), advierte que el vencedor en las próximas elecciones tendrá el reto de sostener el crecimiento económico en la entidad, en el cual se avecina un negro panorama para quien sea que llegue al gobierno del estado, independientemente del partido. 

Explica que si bien durante los debates la discusión se ha centrado en torno a propuestas concretas, ninguno de ellos ha planteado una estrategia que garantice el bienestar de los jaliscienses. Advierte que los candidatos no han tomado en cuenta factores como la depreciación del peso mexicano frente al dólar y la incertidumbre que existe sobre si el gobierno federal no  logra un acuerdo para la renegociación del TLCAN en tiempo y forma. 

“No se han abordado cuestiones fundamentales como qué pasa si no se llega a un acuerdo en el TLCAN o qué pasa si el Gobierno de Estados Unidos toma medidas más contundentes. Esto afectaría también la economía de Jalisco, siendo un estado que depende de las exportaciones, de las remesas de los connacionales que viven en EU y sobre todo de la inversión extranjera”.

Ignacio Román lamenta además la calidad de discusión pues, dice, más allá de un debate político real, es un show mediático que sólo desgasta a la sociedad.

“La propuesta se convierte en un lavadero en el que hay que sacar los trapitos al sol para que los espectadores vean quién es el peor de todos y no se discuta en realidad qué hacer con el estado”.

Los candidatos no han tomado en cuenta factores como la depreciación del peso mexicano frente al dólar y la incertidumbre que existe sobre si el gobierno federal no  logra un acuerdo para la renegociación del tlcan en tiempo y forma. Foto: IEPC Jalisco.

Fuera de alcance

Para la doctora Yurixhi Gallardo Martínez, especialista en derecho e historia del pensamiento de la Universidad Panamericana  (UP), los debates entre los aspirantes a la gubernatura han sido muy “pobres”.  En su opinión se vertieron propuestas que están fuera del alcance de la realidad.

Advierte que detectó una falta de preparación en todos los aspirantes, pues pareció que no se tomaron en serio el debate, y los que rivalizan con Alfaro Ramírez llegaron en calidad de derrotados por el amplia ventaja que éste les lleva en las encuestas.

“El gran tema de algunas de esas propuestas que no lograron dejar muy en claro es el tema económico. Pueden ir a proponerte cosas, pero siempre que van esas propuestas, detrás tiene que ir la viabilidad económica”, dice la académica.

Gallardo Martínez precisa se corre el riesgo de que cada una de las propuestas lanzadas se convierta en una lista de buenos deseos.

El candidato puntero en las encuestas, Enrique Alfaro Ramírez, ha planteado como marca de su campaña la “refundación de Jalisco”. Al respecto, la académica de la UP Gallardo Martínez, menciona que la estrategia del emecista suena muy llamativa, pero el tema que debe atraer el interés es el de la ruta que tomará el aspirante para lograr sus objetivos.

Ambos especialistas coinciden en que incluso un tercer debate no repercutirá en la intención del voto. El siguiente encuentro programado por el IEPC, el domingo 10 de junio, se llevará a cabo en Lagos de Moreno, un municipio golpeado por la inseguridad y desapariciones forzadas.

Reaviva el pleito entre Alfaro y AMLO

Los embates entre los ex aliados políticos Enrique Alfaro y Andrés Manuel López Obrador se agudizaron durante la gira del tabasqueño por Jalisco, la penúltima semana de mayo. La relación Alfaro y AMLO comenzó a debilitarse desde 2012, cuando el tabasqueño era el candidato presidencial perredista y Enrique, más que apoyarlo a él, llamó al voto a favor de la panista Josefina Vázquez Mota.

Esa factura la sigue reclamando AMLO cada que se dirige a Alfaro como “traidorzuelo” y la cobró en su última visita al estado en el municipio de Tlajomulco, bastión del movimiento emecista, en donde criticó la alianza entre MC y el PAN. En tanto, Alfaro ratificó, junto con su aliado Raúl Padilla, su apoyo al candidato presidencial panista, perredista y emecista, Ricardo Anaya, en su visita por Guadalajara. Días antes, Alfaro lanzó un video en redes sociales en el que se refería a López Obrador, en el que dijo que no se identifica con él y no lo encuentra incómodo. Y señaló:

Cada vez que ha venido Andrés Manuel a Jalisco se ha expresado mal de un servidor”.

“Nos ha dicho de todo tipo de cosas y lo que yo siempre he tenido por él ha sido respeto (…) Sin embargo, ya en esta última visita creo que se pasó de la raya (…) Mi responsabilidad pronto como gobernador de Jalisco va a ser defender a los jaliscienses, no ser cómodo para quien sea presidente de México”.

Reportera. Estudió Comunicación, Periodismo y una Maestría en Género y Cultura. Al servicio de causas sociales.