d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

No fueron 43, sino 60, los desaparecidos en Iguala

La noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, no desaparecieron sólo 43, sino entre 50 y 60 personas, de acuerdo con una serie de conversaciones telefónicas sostenidas por jefes del cártel Guerreros Unidos (GU) con hombres armados en Iguala a través de mensajes de Blackberry.

De acuerdo con una investigación del diario Reforma, las conversaciones interceptadas por agencias estadounidenses con autorización de un juez, forman parte de un expediente judicial que procesa a ocho operadores del cártel GU en la ciudad de Chicago. El periodista Roberto Zamarripa accedió a algunas transcripciones aportadas por el Gobierno de Estados Unidos a las autoridades mexicanas, en donde se revela que los jefes de esa organización criminal dieron órdenes desde EU de involucrar a policías municipales para detener a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y a otros 17 más.

En las conversaciones telefónicas interceptadas se habla de “60 paquetes”, en alusión al número de personas capturadas y posteriormente desaparecidas.

Las madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, acompañados de estudiantes, realizaron una marcha del Antimonumento a la Procuraduría General de la República, para seguir exigiendo justicia al gobierno federal por el caso Iguala. Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro

Revela el diario de circulación nacional que la razón de la desaparición fue dar un escarmiento al grupo rival de Los Rojos. La orden de movilizar a los policías contra los estudiantes que viajan en el autobús rumbo a la Ciudad de México se dio porque se confundió a los estudiantes con el grupo de Los Rojos, enviados por Santiago Mazari, alias El Carrete, quienes pretendían tomar la plaza de esa localidad y supusieron que los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa eran parte de dicha organización rival.

En una de las conversaciones, Pablo Vega, uno de los líderes de la organización, ahora procesado junto con otros siete en Chicago, afirma en una llamada con “Covra” que hay “50 chavos desaparecidos“. A lo que “Covra” responde: “En la madre. Tantos dónde los metieron? Tantos”, expone el periódico.

Las pláticas entre jefes en Chicago y operadores criminales en Iguala no despejan la gran incógnita: ¿en dónde están?

En tanto, las ocho personas detenidas en una cárcel de Illinois por tráfico de droga no han sido interrogados por los hechos ocurridos en Guerrero ni han sido llamados a juicio por ese caso. La información de estas conversaciones están bajo resguardo de la PGR y una parte de ellas fueron compartidas en distintas reuniones con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos.

Somos una revista independiente que explora los acontecimientos desde un ángulo distinto, comprometida con la búsqueda de la verdad.