d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Quiere Trump acabar con ciudades santuario

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se lanzó de nuevo contra las personas migrantes, criticó duramente las ciudades santuario y exigió la construcción del muro para detener el flujo de drogas a EU.

El 90% de la heroína viene de nuestra frontera sur, donde eventualmente los demócratas estarán de acuerdo y construiremos el muro para mantener esas malditas drogas fuera”, proclamó.

En el evento, realizado en Manchester, New Hampshire, se definió un nuevo plan para combatir opioides a través de la educación, conciencia y prevención del exceso en la prescripción de drogas sedativas.

Trump aprovechó la oportunidad para promover sus planes de construir el muro en la frontera con México, acusando a los republicanos de atar su plan al programa DACA, que evita la deportación de jóvenes indocumentados.

“Están intentando atar el muro a DACA, quieren mantener el DACA para la campaña en lugar de aprobarlo, lo cual sería muy fácil. Los republicanos quieren aprobar algo, pero los demócratas quieren mantener DACA como un tema de campaña, así que no lo aprueban.”

Entre otras medidas, el mandatario exigió la pena de muerte para traficantes de drogas, alegando que es necesaria para poner fin a la crisis de opioides por la que atraviesa el país.

“Algunos de estos narcotraficantes matarán a miles de personas durante su vida… Si no nos ponemos duros, estamos desperdiciando nuestro tiempo, y esa dureza incluye la pena de muerte.”

El 90% de la heroína viene de nuestra frontera sur, donde eventualmente los demócratas estarán de acuerdo y construiremos el muro para mantener esas malditas drogas fuera” Trump aprovechó la oportunidad para promover la construcción del muro fronterizo.” Foto: Omar Martínez/Cuartoscuro.

Va contra ciudades santuario

En su discurso, Trump criticó aquellos estados que limitan su colaboración con autoridades federales de inmigración, las llamadas ciudades santuario que sirven como refugio a generaciones de migrantes en EU.

“Mi administración también está confrontando las llamadas ciudades santuario que protegen a criminales peligrosos. Cada día estas ciudades liberan migrantes ilegales, narcotraficantes, miembros de pandillas de vuelta a nuestra comunidad… Y tú te preguntas: ¿qué están haciendo estos refugios por algunas personas horribles?”

El presidente declaró que “acabar con las ciudades santuario es crucial para terminar la crisis de drogas.”

Sin mencionar nombres, hizo alusión a aquellos países con una política de cero tolerancia hacia narcotraficantes (entre las que destaca la del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, cuya estrategia ha causado cientos de muertes extra judiciales), presentando esta medida como una posible solución hacia los problemas de drogas ilegales de su país.

Miren a estos países, ellos no tienen un problema de drogas, tenemos casos en la corte que duran diez años y después son liberados. Tenemos que ser duros, cambiar las leyes, estamos trabajando en ello ahora.”

El plan de Trump también incluye una inversión para desarrollar sedantes que no produzcan adicción y evitar la prescripción excesiva para prevenir muertes por sobredosis accidental.

Somos una revista independiente que explora los acontecimientos desde un ángulo distinto, comprometida con la búsqueda de la verdad.