d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Todos contra Sheinbaum, en primer debate chilango

Algo más esperaban los capitalinos del debate del pasado miércoles entre las cinco candidatas y dos candidatos a gobernar Ciudad de México, y no lo vieron. En redes sociales muchos expresaron su decepción porque el primero de tres encuentros “estuvo chafa”.

El próximo 1 de julio, por primera vez, habrá más mujeres en la boleta electoral para la disputa por la jefatura de Gobierno de la capital del país: Claudia Sheinbaum, por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES); Alejandra Barrales, de la alianza Por la Ciudad de México al Frente (PRD-PAN); Mariana Boy (PVEM); Purificación Carpinteyro (Nueva Alianza); y Lorena Osornio, independiente.

En punto de las 19:30 horas de este miércoles 19, las cinco aspirantes y los otros dos candidatos, Mikel Arriola (PRI) y Marco Rascón (Partido Humanista), iniciaron el primer acto para expresar y confrontar ideas.

En las instalaciones del Canal 11, el canal estatal del Instituto Politécnico Nacional (IPN), hablaron sobre cámaras de seguridad como política de prevención del delito, operativos de las fuerzas federales en las calles capitalinas y compitieron por quién ampliará más el Metro capitalino. Quizá por esto muchos “tuiteros” los criticaron y se burlaron.

La más atacada por otros candidatos fue la ex delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, quien llegó adelante en las encuestas y, según los primeros números después del debate, se amarró en el primer lugar. Por ejemplo, Alejandra Barrales afirmó varias veces que como secretaria de Medio Ambiente capitalina, la morenista estaba reprobada; al mismo tiempo su equipo tuiteaba desde la cuenta oficial de la perredista el hashtag #SheinbaumReprobada.

Sin embargo, la etiqueta ya se había colocado como una de las tendencias en Twitter antes de que iniciara el debate. Una de las cuentas que la replicó fue @ReyeesDiiana, dada de alta hace cuatro meses, con tres seguidores y 57 seguidos. Lo mismo la usuaria @AnaParkerMor, quien también se unió a Twitter en diciembre. Pero ella tiene más seguidores: siete.

Barrales fue la única que se refirió a las víctimas del terremoto del pasado 19 de septiembre, que afectó principalmente a Ciudad de México. Aunque no a todas, sino a los 19 niños que fallecieron en el colegio Rébsamen. Y responsabilizó a Sheinbaum por la tragedia.

En redes sociales muchos expresaron su decepción porque el primero de tres encuentros “estuvo chafa”. Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.

“Te lo dije y te lo vuelvo a decir, Alejandra: no es ético, y es vil, utilizar la tragedia como el centro de tu campaña”, le respondió la candidata de Morena, en alianza con el PT y el ultraderechista Encuentro Social (PES).

La abanderada del Panal, la ex diputada federal por el PRD en la pasada legislatura y ex funcionaria de Correos del gobierno de Felipe Calderón, Purificación Carpinteyro, llamó “cínica” a Sheinbaum. Decir que el mando policiaco está centralizado en la jefatura de gobierno y las delegaciones no tienen el control, le pareció un pretexto y un cinismo de parte de Sheinbaum.

Mikel Arriola, ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), culpó a Sheinbaum por el aumento del secuestro en Tlalpan mientras fue delegada (2015-2017), y porque según el candidato del PRI, el partido en el que ella milita, Morena, ha protegido a “narcodelegados”.

Memes ciudadanos

Pero más allá de esas acusaciones no hubo mayor novedad. Si acaso, que varios se enteraron de la existencia de Laura Osornio, aspirante sin partido. Sin embargo, la imagen que causó no fue del todo buena para traerle votos, pero sí muchos memes.

Las dificultades que tuvo para exponer sus ideas, y argumentar sus propuestas, dio suficiente material a tuiteros para crear imágenes burlonas. Aunque al principio la mayoría se refería a ella como “la candidata independiente”, luego ya la llamaban “Lorena Osornio” y para muchos terminó siendo “la Lore”.

Quizá a partir de este descubrimiento, muchos se enterarán que “la Lore” es nuera de la priista Alejandra Barrios, líder de los comerciantes ambulantes.

A Mikel Arriola también le dedicaron muchos memes. El ganador estaba entre él y Osornio, decían con socarronería varios usuarios que compartían las imágenes de chanza.

Pero se pusieron serios cuando Arriola habló de regular las marchas. Algunos consideraron que con su propuesta de conceder un tiempo y lugar específico a las manifestaciones atacaría la libertad de expresión.

Arriola habló de regular las marchas, algunos consideraron que con su propuesta de conceder un tiempo y lugar específico a las manifestaciones atacaría la libertad de expresión.Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.

El aspirante explicó que, para obtener el permiso, los manifestantes se debían comprometer a no dañar el inmobiliario público y a dejar limpio el sitio en que hayan reclamado por desapariciones, falta de agua, presupuesto o justicia por sus asesinados, por ejemplo.

Soy el candidato de la familia, de la vida y los valores”, dijo muy sonriente. El candidato del PRI, que no milita en ese partido, se opone a los matrimonios entre personas del mismo sexo y al aborto.

Más adelante, dirigiéndose sólo a las amas de casa, les avisó que de ganar las elecciones expedirá un decreto de emergencia para dar inicio a operativos encabezados por las fuerzas federales en la capital del país.

Ya antes, Marco Rascón, aspirante del Partido Humanista, había dado su perfil de Arriola: “Es un chapulín de la derecha a la ultraderecha y del calderonismo al peñismo. Está unido a los que han corrompido y violentado a México, los que justifican los feminicidios, los que nos quitaron a los 43, los del terror contra los migrantes, los que ven indiferentes los asesinatos de periodistas”.

Para Arriola, continuó Rascón, hay una sola forma de ser familia, de vivir la sexualidad, de ser joven, hay una sola religión. “Él es el joven halcón del ’71 que odia el derecho de manifestación y expresión”. Y siguió así por casi un minuto más.

Y aunque ese tiempo se lo dedicó con ímpetu a Arriola, Rascón, quien se hizo famoso como el enmascarado “Súper Barrio” cuando militaba en el PRD, afirmó después que con cultura y autoridad moral se puede combatir la inseguridad en la ciudad.

En ese mismo tema, la propuesta de Sheinbaum fue apoyar a los jóvenes para que terminen sus estudios. Centros comunitarios con ciberescuelas para evitar que delincan, reiteró.

Carpinteyro propuso policías encubiertos en el transporte público. La idea le gustó a Barrales, que para su siguiente intervención la sumó a sus cinco acciones, como el “combate frontal” al narcotráfico y la desigualdad.

Boy, del PVEM, insistió en que para prevenir los delitos hay que poner cámaras. Muchas cámaras de videovigilancia. Mikel Arriola planteó que sean un millón, para ver a todos los maleantes desde el celular. Osornio completó: “que sean de ojos de pez”. Con tecnología digital, aportó Sheinbaum.

“¿Y para qué queremos pinche mil cámaras nuevas si el problema es que a los delincuentes no les hacen nada? (sic)”, cuestionó Señora Doña Chilis en Twitter. “Las ganadoras del debate de hoy ¡fueron las cámaras de video vigilancia! Así el nivel de las y los candidatos. Patético”, señaló el usuario Daniel García.

La construcción de más kilómetros del Sistema de Transporte Colectivo Metro también fue una competencia. La ganó el candidato del PRI, Arriola, quien va por 100 kilómetros más; Mariana Boy, del PVEM, por 50, y al último Alejandra Barrales, con 25.

“Las ganadoras del debate de hoy ¡fueron las cámaras de video vigilancia! Así el nivel de las y los candidatos. Patético”, señaló el usuario  de twitter Daniel García. Foto: Cuartoscuro.

Sheinbaum propuso 80 kilómetros, pero de cablebús. Nadie mencionó entre sus políticas de transporte la bicicleta.

Y en este evento electoral también estuvo Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial por Morena y el PES, al menos en espíritu; llegó cuando desde el inicio, en la primera intervención de Arriola, cuando dijo que el tabasqueño premia a los narcodelegados con candidaturas y amnistía.

Luego lo trajo a colación Barrales, al señalar que el PRD y el PAN sí quieren trabajar con la sociedad civil. Se refería a una entrevista con Milenio en la que López Obrador dijo que le tenía desconfianza a ciertas organizaciones “manipuladas por grupos económicos”.

Y lo despidió Claudia Sheinbaum, cuando en su mensaje final dijo estar contenta no sólo porque su campaña va bien, sino porque Andrés Manuel lleva más de 22 puntos arriba de su más cercano rival.

Periodista ambulante. Me interesa compartir las voces que tienen que ser escuchadas. La única contradicción que no hay en mí es ser huasteca y chilanga.