d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Una campaña gris: 22 días con Ricardo Anaya

Ciudad de México.- Mientras Gustavo Madero, parado a su lado en la conferencia, simulaba hacer un ‘round de sombra’, cual boxeador, Ricardo Anaya mantenía esa sonrisa que no suelta mientras escucha las preguntas de los comunicadores. “No se requiere más preparación que tener claras las propuestas”, soltó.

Y es que, a ciencia cierta, nadie sabe a qué juega el candidato de Por México al Frente en la primera etapa de su campaña electoral. De cara al primer debate entre los aspirantes por la Presidencia de la República, dijo en Ciudad Juárez lo que ha repetido hasta el cansancio “Hablar de frente y hablar con la verdad”.

Así definió su estrategia cuando se cumplían 21 días de proselitismo en su búsqueda por la presidencia. Sigue sin aparecer aquel “joven maravilla” que en junio de 2016 conectaba rectos y jabs con sus argumentos a un viejo lobo de mar, el entonces dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Ricardo Anaya, candidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC. Foto: Cuartoscuro

En esa ocasión, la mesa convocada por Televisa, con Joaquín López Dóriga como moderador, reunió a los presidentes del PRI, Anaya del PAN, y Agustín Basave del PRD. El del sol Azteca en un momento dado se convirtió en espectador, mientras el queretano vapuleaba a Beltrones con frases como “no te enojes”.

A dos años de distancia, la chispa de ese político fresco, el segundo más joven en dirigir Acción Nacional, sigue sin aparecer. Hasta el viernes 20 de abril, su propio equipo parece poco enterado del siguiente paso que dará, cuando las agendas de sus recorridos se dan a conocer apenas con 1 o 2 días de anticipación.

Jalisco, fue la primera entidad que visitó una vez que arrancó la campaña con los tiempos legales que establece el Instituto Nacional Electoral, del 30 de marzo al 27 de junio. Ahí acompañó en un mitin desde la Plaza de Armas de San Juan de los Lagos al candidato a gobernador por el frente, Miguel Ángel Martínez.

Ricardo Anaya, candidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC. Foto: Cuartoscuro

De ahí siguieron Guanajuato, Tamaulipas, Puebla, Veracruz, Nuevo León, el Estado de México, Yucatán, Baja California y Chihuahua, si bien procura regresar la mayor parte de los días a la Ciudad de México y duerme en su casa, para ver a su familia.

En estos 22 días de hacer proselitismo para llegar a construir ese primer gobierno de coalición que pretende con el PRD y Movimiento Ciudadano, Anaya Cortés ha dedicado 20 de los 49 eventos que en total ha convocado a medios para acercarse a la gente en “concentraciones ciudadanas”.

La alianza que ha formado con las izquierdas parece tener un acuerdo tácito: Acción Nacional gestiona las reuniones con sectores de influencia, como el empresariado y organizaciones civiles, mientras que MC y el perredismo se encargan de llenar los mítines, con camiones y camiones de “simpatizantes”.

Ricardo Anaya, candidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC. Foto: Cuartoscuro

Así ocurrió en Toluca, en Veracruz y sobre todo en la entidad mexiquense, sitios donde no tiene mucho arrastre el PAN y sus partidos coaligados salen al quite.

Las reuniones con representantes de la iniciativa privada, organizaciones no gubernamentales y visitas a Universidades como el ITESO de Guadalajara y la ITAM, de la Ciudad de México, suman 14 eventos en total.

Pero en su intento por imponer agenda desde temprano, cuyo estilo niega haber copiado a Andrés Manuel López Obrador, lleva 15 conferencias matutinas a las 7 de la mañana, de lunes a viernes. Estas se dan casi siempre en la capital del país, aunque en ocasiones se realizan en la ciudad que pasa la noche.

Ricardo Anaya, candidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC. Foto: Cuartoscuro

Quizás esta última estrategia ha sido la menos efectiva, cuando el propio José Antonio Meade ha dicho a su fuente “vean como me lo amuelo con un tweet a las 6:59 am”. El abanderado de Morena, por su parte, sigue imponiendo agenda con sus dichos, sin importar la hora a la que sea su declaración.

En medio del desgaste a los medios de comunicación y su propio equipo de campaña, al menos dos trascendidos de diarios nacionales hablan de que el aspirante presidencial del frente opositor ha instruido hacer “ajustes drásticos” a su campaña, entre ellos, la posibilidad de eliminar “las mañaneras”.

Por lo pronto, y con la seguridad de seguir afianzado en el segundo lugar, Ricardo Anaya acude al debate convocado este domingo en el Palacio de Minería. Dice que su estrategia será la misma, hablar con la verdad, de frente.

Ricardo Anaya, candidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC. Foto: Cuartoscuro

Pero los propios analistas políticos esperan más de él, y se aventuran a anticipar un giro de 180 grados en su campaña después del primer debate, aún con la esperanza de ver al “maquiavelito” que recuerdan incluso compañeros suyos de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Anaya dice que no le quita el sueño el debate, pero claramente ha estudiado a sus contrincantes. Confiesa a algunos reporteros antes de un vuelo Ciudad Juárez, Ciudad de México haber visto recientemente videos de López Obrador en sus debates de 2000 y de 2006, quien concluye, recibirá los embates con su nueva actitud de “Amor y paz”.

Sereno, el practicante de yoga finalmente descartó los eventos del sábado para ensayar sus participaciones en el primer debate del INE. Pragmático, manteniendo la sonrisa que no forma comisuras en los ojos, asesorado para escuchar antes de hacer su siguiente movimiento. Anaya tendrá que retirarse los lentes, antes de subirse al ring.

Periodista de a pie. Rockero de corazón, reportero de profesión. Biker de fin de semana y ciudadano en defensa del Derecho a la Información. Estoy a favor de las audiencias y de dar el contexto de los datos.