d

The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Vivir en las Sombras

En este especial de Punto Rojo se presenta un conjunto de imágenes titulado “Vivir en las sombras”, trabajo fotográfico realizado durante más de un año por Rafael del Río. Se trata de escenas captadas en diferentes lugares. La selección de este material, junto con los datos que se aportan, sirven al lector para dimensionar el grave problema laboral y el fenómeno que algunos expertos identifican como empleo precario.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

La República Mexicana está dentro del 25 por ciento de los países con más bajos ingresos laborales a nivel mundial. Nuestro país ocupa el lugar 77 de 103 países en salarios medios, según la base de datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Actualmente, 53.4 millones de mexicanos viven en la miseria y 9.37 millones sobreviven en pobreza extrema.

“Se vive una situación extrema por la mala remuneración laboral”, indica Ignacio Román, catedrático del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Es un privilegio tener un ingreso mensual de más de 13 mil pesos. Es raro que un mexicano tenga ingresos superiores a ese monto. La gran mayoría de los trabajadores vive en situación precaria”, afirma.

La mayor parte de los trabajadores, es decir 72 por ciento, gana menos de 8 mil pesos al mes, dice Román, con datos del segundo trimestre de 2017.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Si dividimos a los trabajadores de acuerdo con su remuneración mensual: 16 por ciento gana menos de un salario mínimo, menos de dos mil 650 pesos mensuales; 31.2 por ciento obtiene entre uno a dos salarios mínimos, ganancia no mayor a cinco mil 300 pesos; 24.2 por ciento de la población activa esta entre dos a tres salarios, no más de ocho mil pesos; 14.5 por ciento percibe sueldos menores a 13 mil pesos, y sólo 6 por ciento gana más de 13 mil pesos al mes.

Además, 7.4 por ciento de los trabajadores no recibe sueldo. Las mujeres y los niños (cabe mencionar que el trabajo infantil no está permitido) son los más afectados por no obtener salario.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

 88.36 $ pesos,  el salario mínimo diario

“Muchas mujeres y niños viajan junto con el marido o el padre para emplearse en la pizca de alimentos o para trabajar en ejidos o en tiendas de abarrotes, tlapalerías, loncherías o taquerías pero sin recibir remuneración”, explica el experto.

Este tipo de trabajo no remunerado está disminuyendo debido a que la economía familiar está cambiando a la lógica de una economía empresarial, sentencia el académico del ITESO.

El Centro de Análisis Multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indica que la política salarial de México ha llevado consigo una pérdida considerable del poder adquisitivo que, aunado a la reforma laboral, precarizaron brutalmente las condiciones laborales de los trabajadores.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

El estudio de la UNAM detalla que el deterioro del poder adquisitivo ha sido histórico. El precio de la canasta básica alimenticia pasó de 3.95 en 1987 a 213.46 pesos diarios en 2016. Por cada peso que aumentó el salario, se elevó 5 pesos el precio de la canasta básica.

Los mexicanos deben trabajar más tiempo para nivelar su poder de consumo. En 1987 un empleado laboraba 4 horas y 53 minutos para adquirir la canasta básica; en 2016, se requirieron 23 horas y 22 minutos para adquirirla. En 29 años se cuadruplicó el tiempo laboral para comprar los productos básicos, registrándose un incremento de 412 por ciento, indica la UNAM.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Román explica que la inflación de la canasta básica el año pasado fue mayor a 9 por ciento, y la inflación general fue de 7 por ciento. Los productos básicos fundamentales y los alimentos subieron más de precio que las mercancías generales, debido al incremento de los commodities internacionales. Y estos aumentos se aplican en Jalisco, pues la región es reflejo de las finanzas nacionales.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

México ocupa el lugar 77  de 103 países en salarios medios

La realidad es preocupante y se complicará conforme se acerquen las elecciones. “Hay un riesgo significativo de crisis económica postelectoral y podría suceder con quien sea que llegue a gobernar la nación”, dice Román.

Para el primer trimestre de este 2018, el gobierno hará todo lo que esté en sus manos para generar una imagen de mejora en las próximas elecciones.

“Tratarán que los precios administrados por el Estado, como electricidad, gasolinas o tarifas establecidas, no sufran modificaciones significativas por el riesgo político que implica”, expuso el académico del ITESO.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Sin embargo el deterioro en las finanzas del gobierno y las paraestatales podrían sacar de control la situación económica del país en el segundo semestre de 2018.

Ante las crisis y los detrimentos del poder de compra, las familias mexicanas han aumentado el número de perceptores del hogar. “Sacan a trabajar hasta el perico. No se reduce el gasto familiar porque no hay de dónde hacerlo, sino la estrategia es trabajar más horas y mayor número de personas de la familia”, señaló Ignacio Román.

La inmensa mayoría de las empresas mexicanas son micro, pequeñas y medianas que padecen casi las mismas condiciones de los trabajadores, por lo que para persistir en el mercado reducen las prestaciones básicas a sus empleados.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Son pocos y grandes los corporativos –que por lo general presumen una excelente relación con el Estado– que salen ganando en condiciones de crisis, pero acaban también con los derechos laborales aprovechándose de la necesidad de la gente.

Si la mayor parte del empleo está concentrado en las micros, pequeñas y medianas empresas (que representan 98 por ciento del total), las políticas públicas deberían concentrarse en apoyarlas.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Urge que se fortalezcan las compras gubernamentales para los pequeños productores y empresarios. Se necesita establecer un esquema donde la prioridad no sean los más ricos, sino lo más necesitados, dice Román.

En los hombros de los trabajadores han recaído las malas decisiones gubernamentales. El campo, las ciudades y las calles se han convertido en espacios de sombras donde los trabajadores invierten decenas de horas sólo para sobrevivir, no para disfrutar la vida.

De la serie “Vivir en las sombras” Foto: Rafa del Río.

Tengo afinidad por las palabras, a veces las veo volar en mi mente como si fueran palomitas alrededor del foco. Disfruto la prensa escrita, pues ahí es donde las palabras brillan, se sobreponen y cobran sentido.